EE. UU. sanciona a líderes por la represión de China en Hong Kong

Fotógrafos con cascos fotografiando a un oficial de policía en una conferencia de prensa (© Vincent Yu/AP Images)
Fotoperiodistas, que llevan cascos para protegerse durante las protestas, fotografían al entonces comisario de policía Stephen Lo en una conferencia de prensa en Hong Kong en 2019. (© Vincent Yu/AP Images)

Estados Unidos ha impuesto sanciones a los funcionarios del Partido Comunista de China por su papel en la represión de la autonomía y las libertades de Hong Kong.

El 7 de agosto, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió sanciones dirigidas a la directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, y a otros 10 altos funcionarios, incluyendo varios que ayudaron a elaborar o aplicar la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong aprobada por la máxima legislatura de China el 30 de junio.

“Esta ley, supuestamente promulgada para ‘salvaguardar’ la seguridad de Hong Kong, es de hecho una herramienta de represión del PCC”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos Michael R. Pompeo en una declaración del 7 de agosto. Estados Unidos está tomando “medidas contra los individuos que han aplastado las libertades del pueblo de Hong Kong”.

La República Popular China rompió su promesa de respetar el “alto grado de autonomía” y las libertades de Hong Kong, violando sus obligaciones en virtud de la Declaración Conjunta Sinobritánica de 1984, un tratado registrado en las Naciones Unidas. Los líderes de más de 20 países se unieron en calificar la última acción de China de ser un ataque integral a la autonomía, el estado de derecho y las libertades fundamentales de la ciudad.

Las autoridades chinas han arrestado a defensores de la democracia, reprimido a la prensa (en inglés), postpuesto las elecciones al Consejo Legislativo de Hong Kong, y descalificado al menos a una docena de candidatos electorales.

Las nuevas sanciones estadounidenses, autorizadas en virtud de la orden ejecutiva del presidente Trump del 14 de julio que declaró una emergencia nacional relativa a Hong Kong, están dirigidas a los responsables de suprimir la libertad y los procesos democráticos en Hong Kong y de socavar el estado de derecho, según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Lam ayudó a desarrollar e implementar la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong. En 2019 presionó para permitir la extradición de Hong Kong a la China continental, lo que provocó protestas generalizadas. Los funcionarios estadounidenses dicen que la nueva ley ha permitido a las fuerzas de seguridad del PCC operar con impunidad en Hong Kong y socavar las libertades individuales.

Las sanciones también apuntan al Comisionado de Policía de Hong Kong, Chris Tang, y a su predecesor Stephen Lo, que dirigió una campaña de represión que dio lugar a la detención de más de 4.000 manifestantes e hirió a 1.600, según el Tesoro.

Otros líderes sancionados incluyen a los funcionarios de seguridad que participan en la coerción, el arresto, la detención o el encarcelamiento de personas en virtud de la Ley de Seguridad Nacional, o que trabajan de alguna otra manera para aplicar la ley.

Las nuevas restricciones congelan los activos de los sujetos e impiden acceso al sistema financiero estadounidense o hacer negocios con ciudadanos estadounidenses.

“Estados Unidos está con el pueblo de Hong Kong y usaremos nuestras herramientas y autoridades para atacar a aquellos que socavan su autonomía”, dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos Steven T. Mnuchin el 7 de agosto.