Erupción de vapor en un géiser del Parque Nacional de Yellowstone (Domenico Salvagnin/Flickr)
El géiser Castillo es una fuente termal que ayudó a Yellowstone ganar el estatuto de parque nacional en 1872. (Domenico Salvagnin/Flickr)

Ampliamente conocido por su panorama termal único el parque de Yellowstone se convirtió en 1972 en el primer parque nacional del mundo. Desde entonces el enfoque del gobierno de Estados Unidos en la administración de tierras públicas ha evolucionado con influencia de la ciencia y la opinión pública. Los funcionarios del Servicio de Parques Nacionales Patrick Gregerson y John Dennis ofrecen un resumen de lecciones aprendidas a todos los interesados en la administración de tierras públicas.

Identificar los atributos únicos

¿Cómo son las vistas, los sonidos, aromas y relatos que hacen de este pedazo de tierra algo diferente a los otros? Para Yellowstone es la ubicación del parque en una de las calderas (definición en inglés) volcánicas más grandes del mundo y el contar con dos tercios de los géiseres del mundo.

Considerar el valor cultural

“Me he vuelto muy sensible respecto a los recursos culturales del parque, y considero que son de igual valor que los recursos naturales”, dijo Dennis, que comenzó como biólogo botánico. Aunque valorado por sus recursos naturales Yellowstone tiene mucho valor espiritual para las tribus indígenas de América del Norte, y fue testigo de la conocida expansión de los primeros ocupantes que iban al oeste.

Un lobo mira desde detrás de unas ramas (Jeremy Weber/Flickr)
Cada año llegan personas a Yellowstone para mirar a los lobos, los osos y bisontes del parque. (Jeremy Weber/Flickr)

Hacer un plan

“Planificar implica una lógica racional y rastreable para tomar decisiones”, dijo Gregerson. Un buen plan contiene respuestas a preguntas como estas: ¿Cuál es el propósito del parque? ¿Qué lo hace importante? ¿Cuáles son sus recursos y valores fundamentales?

Participación de todos

“Todos los ciudadanos tienen un lugar en la planificación”, afirma Gregerson. El Servicio de Parques pide opiniones al estado, a gobiernos locales y tribales, a entidades sin fines de lucro y a la industria privada cada vez que está considerando tomar alguna medida que pueda tener impacto medioambiental. Registra todos los debates públicamente y permite los comentarios del público durante el proceso.

Mantener la mente abierta

El Servicio de Bosques de Estados Unidos, por ejemplo, quería utilizar un herbicida en los bosques del noroeste en el Pacífico para fomentar el crecimiento de las coníferas. Preocupados por la toxicidad, una coalición de plantadores, científicos y residentes trabajaron con la agencia para crear un plan sin herbicidas para ayudar al crecimiento de los árboles. Eso es típico. Gregerson dijo que los organismos suelen varíar sus planes antes de aplicarlos.

Buscar medidas para la mitigación

Las agencias solicitan una “medida para mitigar” cuando se han provocado daños medioambientales o se ha perdido acceso del público. Si la Oficina de Gestión de Tierras extrae minerales el Servicio de Parques puede pedir a su agencia hermana (ambas son parte del Departamento de Interior de Estados Unidos) la reparación de los daños provocados con la compra de tierra adyacente, equivalente o incluso la cantidad de árboles.

Buscar el turismo y la preservación

La gestión de parques para que la gente pueda disfrutarlos es un mandato del Servicio de Parques. “Mucha gente ha dicho que hay un conflicto entre la preservación y el gozo”, dijo Dennis. “He llegado a darme cuenta que no hay conflicto, porque ambos son absolutamente necesarios para cumplir con el propósito de los parques”.