Niños jugando en una fuente (© AP Images)
Los niños se enfrían en una fuente de Madrid (España). Una docena de países registraron las temperaturas más calurosas en el año 2015, dice un nuevo informe. (© AP Images)

La fiebre de la Tierra se agravó el año pasado, haciendo de 2015 el más caliente que se haya registrado.

El nuevo informe “Estado del clima” (en inglés), algunas veces denominado “chequeo médico anual de la tierra” encontró que las medidas relacionadas con el clima habían roto los récords alcanzados el año anterior. Entre ellos figuran las medidas de la temperatura de la tierra y de los océanos, niveles del mar y gases de efecto invernadero, según el informe presentado el 2 de agosto por la Administración Nacional de Asuntos Oceánicos y Atmosféricos.

“Me parece que el momento de llamar al médico era años atrás”, dijo Deke Arndt, jefe de vigilancia del clima en la NOAA y coredactor del informe, en declaraciones a Prensa Asociada. “Estamos desbordados por múltiples síntomas”.

Científicos de 62 países contribuyeron al informe que examina 50 aspectos del clima, incluyendo el drástico derretimiento del hielo marino en el Ártico y de los glaciares en todo el mundo. En una docena de países se registraron los récords del año más caluroso, entre ellos Rusia y China. Sudáfrica registró la temperatura más alta jamás antes registrada en el mes de octubre, de 48,4 grados centígrados.

Tuit:
NOAA @NOAA
Científicos: temperaturas récord globales de la superficie del mar en 2015. #StateOfClimate (estado del clima) http://bit.ly/2av1RcZ (en inglés) @NOAANCEIclimate
11:08 horas – 2 de agosto de 2016

Aun cuando fue un año relativamente tranquilo en cuanto a huracanes en el Atlántico, en todo el mundo hubo 36 ciclones tropicales grandes, lo que significa 15 veces más que el promedio, dijo la científica Jessica Blunden, de la NOAA.

Esencial a los records es el hecho de que los tres principales gases de efecto invernadero que atrapan el calor: el dióxido de carbono, el metano y óxido de nitrógeno, alcanzaron sus niveles más altos en 2015, agregó Blunden.

Kim Cobb, científica climática en la Universidad Tecnológica de Georgia (Georgia Tech), que no tomó parte en el informe, lo calificó de “completo y exhaustivo”.

Se trata de algo más que cifras en un gráfico. Los científicos dicen que el clima sobrecargado afectó a las poblaciones de morsas y pingüinos, ha tenido un papel peligroso en el crecimiento de algas y ha provocado brutales olas de calor en todo el mundo, resultando las de India y Pakistán en la muerte de miles de personas. Un tercio de la masa del suelo terrestre padeció algún tipo de sequía el año pasado.

Alrededor del 93 por ciento de la energía del calor atrapado por los gases de efecto invernadero, tales como el dióxido de carbono a causa de la quema de carbón, petróleo y gas, va directamente al océano, indica el informe; y el contenido de calor en los océanos alcanzó niveles récords tanto cerca de la superficie como en la profundidad.

“Esto tiene un efecto en las personas. Es la vida real”, dijo Blunden.

El oceanógrafo de la NOAA Gregory C. Johnson resumió el estado del clima en la Tierra con un poema “haiku” en el informe:

«El Niño encera,
y calientan las aguas que forman bancos y fluyen hacia el este.
La fiebre de la Tierra aumenta”.