Chloe Kim puede realizar todas las pruebas más difíciles con la tabla de nieve. Es la primera mujer que logró realizar la maniobra competitiva de repetición conocida como “1080”, que implica tres rotaciones completas en el aire. Las expectativas son enormes para que esta chica de 16 años de California logre maravillas ante las multitudes en los Juegos de Invierno de 2018.

Kim, una estadounidense de primera generación de origen coreano visitó Corea del Sur hace poco en anticipación a los próximos Juegos Olímpicos, que tendrán lugar el año próximo en la nevada Pyeongchang (en inglés). Era muy joven, tenía 13 años, para competir en las Olimpíadas de Sochi en 2014.

En Corea del Sur conversó con estudiantes sobre la manera de equilibrar su dedicación atlética con su programa académico, porque a pesar de todo es una estudiante normal de secundaria. También  se hizo acompañar de niños para practicar la tabla sobre nieve y tomarse unas autofotos.

En el Centro Nacional de Corea para el Entrenamiento Olímpico, aprendió algunos consejos sobre arquería de Ki Bo Bae, un arquero de Corea del Sur que ganó medallas de oro seguidas en las olimpíadas de Londres y de Río de Janeiro.

Pero evidentemente la comida fue uno de los aspectos sobresalientes de su viaje, según dijo Kim en un foro en la embajada de Estados Unidos en Seúl. “Me encanta Corea”.

Competir en las olimpíadas en Corea del Sur será muy especial para Kim. “Tengo familiares aquí” (en inglés), por lo que estoy realmente entusiasmada de saber que estarán apoyándome”, dijo. Sus padres, ambos de Corea, viajan con ella a todas las competencias. “Tenerlos aquí significará mucho”.

Tres muchachas atletas de tabla de nieve muestran sus medallas (Servicio de Información de la Juventud/Comité Olímpico Internacional)
Chloe Kim es la primera mujer estadounidense en ganar dos medallas de oro en tabla de nieve en las Olimpíadas Invernales de la Juventud en 2016. (YIS/IOC)

La extrovertida oriunda de Torrance (California), comenzó temprano. Cuando era pequeña dio sus primeros pasos en las laderas en brazos de su padre. Se cayeron del remonte en su primera lección de tabla de nieve.

Definitivamente no me gustaba nada al principio” (en inglés), dijo Kim. “Posiblemente porque tenía 4 años y hacía frío”.

Rápidamente Kim superó su primera tabla, que compró usada por 25 dólares en línea electrónica, y se convirtió en una de las que más alto vuelan en ese deporte. Su cabello tiene ondas que van del azul al rosado y al violeta. Luego de ganar una medalla de oro en las Olimpíadas de la Juventud en 2016 se convirtió en la favorita para llegar al podio en Pyeongchang.

Conoce mejor la historia de Chloe y cómo ella y su padre hacen un equipo para entrenarse, en el video a continuación:

(Vídeo en inglés)