Comienza un nuevo futuro energético en Europa

Polonia recibió a una nave de casi 300 metros en un puerto del mar Báltico el 7 de junio, con lo que comenzaba una nueva era energética en Europa.

El tanquero “Clean Ocean” entregó una carga de gas natural en estado líquido procedente de Estados Unidos, el primer embarque de este tipo a Europa Central.

«Días como este entran en la historia”, dijo la primera ministra Beata Szydoo, en una entrevista con Prensa Asociada.

El gas natural alimenta a plantas eléctricas y calienta las viviendas. Tradicionalmente los productores transportan el gas natural por medio de tuberías. Los países como Polonia requieren una conexión física a los productores. Pero actualmente la tecnología permite que el gas natural llegue de cualquier parte en el mundo, en estado líquido. El gas natural puede ser comprimido y convertido en líquido y transportado con seguridad por medio de barcos tanqueros especiales.

La nueva terminal para el gas líquido en Polonia permite la competencia, abriendo un abastecimiento diverso que hace del gas natural de Estados Unidos, y de otros países, un producto barato y confiable.

Muchos países de Europa dependen de un solo abastecedor de gas natural. Cuando el abastecimiento de gas se acaba debido a la escasez o el alza de precios, la población sale perdiendo. Las economías no pueden avanzar y las familias no pueden calentar sus viviendas.

Mary Warlick, enviada especial en funciones del Departamento de Estado para recursos energéticos, dijo en una sesión informativa el 1 de junio que Lituania ya ha visto los beneficios de una mayor competencia. Con una nueva terminal capaz de importar gas natural en estado líquido el abastecedor ruso del país bajó sus precios en un 25 por ciento. Esto redujo los costos energéticos de Lituania y mejoró la seguridad energética de ese país.

«Quiero ser clara, sin embargo, en que estamos de acuerdo en que el gas ruso puede y debe seguir siendo parte de una mezcla energética diversificada para Europa”, dijo Warlick.

Siendo la seguridad energética una de las prioridades principales en Europa, el gas natural en estado líquido es la base para tener acceso, estabilidad y una prosperidad futura.

«Polonia puede decir hoy que es un país seguro y soberano, también porque tenemos maravillosas inversiones” en la infraestructura para el gas natural, agregó Szydło.

La administración Trump se ha comprometido a aumentar las exportaciones de LNF y hacer de Estados Unidos uno de los principales países exportadores de energía en el mundo.

El Departamento de Estado indicó que las exportaciones de gas natural en estado líquido “fomentan los puestos de trabajo en Estados Unidos, rebajan el costo de la energía para nuestros asociados en el extranjero y contribuyen a las metas de Europa para su seguridad energética usando un abastecedor confiable, con base en el mercado”.