El estado estadounidense de Oregón reducirá gran parte de sus emisiones de carbono. Tanto como en 30 millones de toneladas métricas, según un nuevo plan desarrollado por suministradores de electricidad y grupos ambientales. Esto es equivalente a retirar de la circulación 6,4 millones de autos.

Las iniciativas estatales y locales como esta son en gran parte la razón por las que las emisiones de carbono en Estados Unidos han disminuido. El modelo de Oregón muestra la manera en que empresas, medioambientalistas y gobiernos trabajan juntos para lograr grandes resultados en la lucha contra el cambio climático.

Cómo lo hicieron

En enero, empresas de suministro eléctrico y grupos ambientales se reunieron para elaborar la trayectoria de la transición del estado hacia la energía limpia. Bob Jenks, el director ejecutivo de la Junta de Utilidades de los Ciudadanos del estado, dijo que un futuro de energía limpia se daba por sentado, pero que “la cuestión es cómo llegar a él de manera responsable”, dijo.

Al trabajar juntos, elaboraron una estrategia que se convirtió en la esencia de una nueva ley de “Plan de transición de la electricidad de carbón a la electricidad limpia” (Clean Electricity and Coal Transition Plan). Entre otras medidas, la ley:

  • Elimina en etapas el uso del carbón empleado por las dos empresas de suministro eléctrico más grandes del estado para el año 2035.
  • Exige que para el año 2040 la mayor parte de la energía del estado provenga de fuentes renovables.

«Hemos hecho avanzar significativamente el futuro de energía limpia de Oregón», dijo Scott Bolton, vicepresidente en Pacific Power, una de las dos compañías de suministro eléctrico que produce la mayor parte de la potencia en Oregón.

Otra clave: La innovación e investigación energéticas han reducido los costos de las energías renovables. Eso significa que tiene sentido utilizar energía limpia, incluso para las empresas de producción de electricidad.

Gráfica comparativa de costos de energía renovable y fósiles (Depto. de Estado)

 

Conoce mejor cómo Estados Unidos y otros países están avanzando para abordar el tema del cambio climático.