Conocimientos básicos sobre encuestas políticas

Los políticos, los medios de comunicación y los grupos de investigación gastan montones de dinero en cada elección para sondear al público sobre a quién votará. A pesar de todo el dinero y la tecnología utilizada, a veces los resultados son una sorpresa.

Los estadounidenses pueden confiar demasiado en las encuestas, según un experto. «Si espera que las encuestas digan: ‘Esta persona gana por 0,1 puntos porcentuales’, no es lo que hacen», dijo John Zogby, encuestador y fundador de John Zogby Strategies.

Las encuestas dan una instantánea de un momento particular en el tiempo. Las noticias que influyen en los votantes pueden salir después de que se haya hecho una encuesta, y si los votantes cambian de opinión, no se tiene en cuenta. (Ocurrió en la campaña presidencial de 2016, según Courtney Kennedy, directora de investigación de encuestas del Centro de Investigación Pew).

Pero incluso antes de que esas cosas puedan afectar a una encuesta de opinión, el encuestador debe averiguar quién va a presentarse a votar el día de las elecciones. Alrededor del 56 por ciento de los estadounidenses en edad de votar lo hizo en las últimas elecciones presidenciales. A menos que un encuestador encueste a ese grupo, sus resultados no son valiosos.

Desafíos modernos

Encuestar se han vuelto más difícil con el tiempo, y es más difícil en Estados Unidos que en otros países, según dice Donald P. Green, un profesor de ciencias políticas de la Universidad de Columbia. Los posibles votantes en Estados Unidos son menos propensos que antes a responder a una encuesta. Sólo una de cada siete personas a las que se pide que participen lo hace, indica Green.

Zogby califica de «minúscula» a la tasa de participación en las encuestas telefónicas. Muchos estadounidenses han dejado de contestar sus teléfonos debido a los recientes aumentos en las llamadas de mercadeo.

Los votantes más jóvenes y las minorías, en particular, son menos propensos a contestar llamadas a sus teléfonos celulares. Y muchos votantes mayores no hacen encuestas en línea.

Soluciones

¿Cómo pueden los encuestadores llegar a varias secciones diferentes de votantes?

Sopesan las opiniones que reciben de los encuestados. Por cada persona real encuestada, asignan un peso en los resultados generales. Es la forma de ajustar los resultados para representar una sección transversal realista de raza, género y geografía. (Sin embargo, en 2016, votaron más blancos sin educación universitaria de lo que los encuestadores esperaban, particularmente en la región alta del Medio Oeste).

En las elecciones nacionales de Estados Unidos, las encuestas nacionales no reflejan los resultados del Colegio Electoral. Debido a que los presidentes son seleccionados por los electores de cada estado, y no por el voto popular nacional, los encuestadores observan los estados indecisos, donde los votos electorales pueden ir en cualquier dirección, más de cerca que los estados en los que un candidato parece estar muy por delante o por detrás.

Los encuestadores como Kennedy son optimistas porque la tasa de error en los sondeos nacionales tuvo mínimos históricos en 2016 y los encuestadores lo hicieron bien de nuevo en los sondeos de las elecciones de mitad de término en 2018. Señala que los problemas que surgieron en 2016 con las encuestas estatales se pueden solucionar ponderando los resultados para que, por ejemplo, los votantes con educación universitaria no estén sobrerrepresentados.

Aun así, Zogby dijo en una reciente sesión informativa para corresponsales extranjeros, «Esto es como caminar descalzo sobre carbón caliente».

Gráfico móvil que explicaparte del lenguaje de las encuestas (Depto. de Estado/B. Insley)
(Depto. de Estado/B.Insley)