De cómo Estados Unidos ayuda a las pequeñas empresas a tener éxito

Carol Espinosa nunca soñó con tener y operar su propio negocio en Estados Unidos, pero la vida empresarial la encontró de todos modos.

La fundadora de Freedom Interiors en Kansas City (Missouri), Espinosa fue nombrada “Persona del Año 2019” de la Administración de la Pequeña Empresa por ese estado. Pero su viaje a la cima del circuito del diseño de interiores no siempre fue tan claro.

Nacida y criada en Río de Janeiro, Espinosa asistió a la Universidad de Kansas, donde se especializó en escritura creativa. Después de graduarse, trabajó en una tienda de suministros de muebles haciendo la entrada de datos y, finalmente, se abrió camino en la cadena de gestión de proyectos.

Hombre con gafas de realidad virtual mirando chips de color en una pantalla de cristal (Freedom Interiors)
La compañía utiliza tecnología de captación del espacio en tres dimensiones (3D) y realidad virtual para ayudar a los clientes a visualizar sus objetivos de diseño de interiores. (Freedom Interiors)

Allí, Espinosa se enteró de que el gobierno de Estados Unidos está obligado a adjudicar un cierto número de contratos a mujeres y pequeñas empresas propiedad de minorías cada año. Cumplía con estos requisitos previos y decidió crear su propia empresa de diseño de centros de trabajo.

«Me animaron otros dueños de negocios, diciéndome que, por supuesto, podía hacerlo», dijo. «¡Ocho años después, aquí estamos!»

Ahora, ella es una de los millones de empresarios hispanos y latinoamericanos que tienen su propio negocio. Espinosa da crédito a una variedad de organizaciones que le brindaron oportunidades de asesoría y capacitación vocacional: el Programa de Mentores Empresariales de Helzberg conecta a los empresarios de Kansas City con dueños de negocios establecidos; y la Red de Acción Empresarial Latina ofrece programas educativos a través del programa de Educación e Incremento de la Iniciativa de Emprendedores Latinos de Stanford.

«Lo maravilloso de Estados Unidos es la cantidad de recursos para empresarios y nuevas empresas», dijo. «Hay muchas personas y organizaciones dispuestas a ofrecerte capacitación y asesoría».

Hombre trabajando en un espacio de trabajo de planta abierta (Freedom Interiors)
Espinosa afirma que la capacitación, la innovación, la capacidad de adaptación, la transparencia y la diversión son los valores centrales y compartidos por los empleados de Freedom Interiors. (Freedom Interiors)

A principios de 2018, Freedom Interiors tenía cinco empleados. En la actualidad, la empresa está formada por 15 personas y está en camino de alcanzar su objetivo “25-25-25”: 25 empleados con unos ingresos anuales de 25 millones de dólares para 2025.

¿Las claves del éxito de Espinosa? No tener miedo de fracasar y rodearse de un equipo increíble de empleados.

«El fracaso es parte del proceso», dijo. «Es sólo otro paso para llegar a donde vas.»