De cómo una chef en las Bahamas empodera a otros

Dos fotos de una pastelera colocando merengue en un pastel y posando con sus productos de horno (© Chelsea Eldon)
La chef Chanté Basden, exalumna del programa del Departamento de Estado “Academia para Mujeres Empresarias” (AWE), reconstruyó su pastelería y apoyó a su comunidad tras el huracán Dorian en 2019. (© Chelsea Eldon)

La chef Chanté Basden sirve deliciosos pasteles daneses con crema de guayaba en su pastelería Bahamas Tastiest Bakery. Pero los deliciosos pasteles no son su única pasión. La exalumna del programa del Departamento de Estado de Estados Unidos “Academia para Mujeres Empresarias” (AWE, en inglés) también utiliza sus habilidades culinarias y empresariales para apoyar a su comunidad de Abaco, una isla de las Bahamas.

Aunque Basden tiene buenos recuerdos de la infancia cuando aprendía a cocinar con su abuela, su pasión por ayudar a los demás nació de la crisis. En 2019, cuando se acercaba el huracán Dorian, horneó y distribuyó pan hasta que la tormenta azotó a Abaco.

Dorian destruyó gran parte de la isla, incluida la panadería de su familia. Sin embargo, Basden dice que resolvió convertir el contratiempo en una oportunidad. “En lugar de permitir que eso me venciera”, dice Basden, se sintió resiliente. “Pensé: ‘Chanté, eres más grande que esta tormenta’”.

Chanté Basden posa para una fotografía sujetando su chaqueta (© Darrington Ricardo)
Basden, aquí vista en su pastelería “Bahamas Tastiest Bakery”, es una de las más de 280 mujeres que han participado en el programa del Departamento de Estado “Academia para Mujeres Empresarias” (AWE) en las Bahamas. (© Darrington Ricardo)

Ahora utiliza sus habilidades culinarias, así como las estrategias empresariales que aprendió a través del programa AWE del Departamento de Estado de Estados Unidos, para ayudar a quienes la rodean. Creó un fondo para alimentar a los hambrientos y enseña recetas sencillas y rentables que ayudan a otros a producir su propio pan u otros alimentos, habilidades importantes cuando las perturbaciones de COVID-19 a la cadena de suministro implican un aumento de los precios de los alimentos.

En su “Chef Store”, un segundo negocio que Basden puso en marcha para proveer a los restaurantes de ingredientes y otros suministros, instruye a sus empleadas sobre cómo dirigir un negocio. “Si no tienes un plan, planeas fracasar”, dice.

Basden aprendió a instruir a otras personas en materia de emprendimiento en parte gracias a AWE, que ofrece a las mujeres los conocimientos, los contactos y el acceso que necesitan para lanzar y ampliar empresas de éxito. Más de 16.000 mujeres de 80 países han participado, incluidas más de 280 en Bahamas.

La Embajada de Estados Unidos en Nassau también ha establecido asociaciones con instituciones locales para apoyar el espíritu empresarial femenino a largo plazo. El Centro de Desarrollo de la Pequeña Empresa, la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios de las Bahamas y el Banco de Desarrollo de las Bahamas han apoyado el programa AWE en las Bahamas.

Bizcochitos de chocolate con zarzamoras negras (Foto cedida por Chanté Basden)
Estos bizcochitos de chocolate con compota de zarzamoras negras ayudan a la pastelería “Bahamas Tastiest Bakery” a superar las dificultades después del huracán Dorian. (Foto cedida por Chanté Basden)

Mientras Basden trabaja con confianza para vender sus productos a nivel internacional, dice que su experiencia en AWE y su red de contactos la han preparado para hacer crecer su negocio y otras pasiones. “Una vez que has completado el programa AWE, es como si estuvieras preparado para la vida”, dice Basden. “Es una inversión en ti”.

La autora de este artículo es la redactora independiente Allie Dalola. Una versión en inglés de este artículo fue anteriormente publicada por la Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado de Estados Unidos.