La historia de Estados Unidos es la historia de inmigrantes que van en busca de sus sueños en una tierra de oportunidades. Es la historia del fundador de Google, Sergey Brin y el magnate empresario Elon Musk. También es la historia de la familia del presidente electo de Estados Unidos, Donald J. Trump.

Muchos antes de que Trump se convirtiera en un nombre conocido, su historia de éxito empezó hace 130 años cuando Friedrich Trump inmigró a los Estados Unidos a la edad de 16 años desde su tierra natal de Alemania desembarcando en Nueva York.

“El primer paso del Donald Trump que conocemos hoy es que su abuelo no quiso ser vinatero», dijo la biógrafa de Trump, Gwenda Blair al diario alemán Deutsche Welle (en inglés), refiriéndose al rompimiento de Friedrich Trump con el negocio de fabricación de vinos de la familia en Kallstadt (Alemania).

En el libro publicado en 2004 “Trump: Think Like a Billionaire” (Trump: piense como un multimillonario), Trump anota que los antepasados por el lado de su padre se remontan hasta 1608 a un abogado alemán llamado Hanns Drumpff. «Uno de mis antepasados, un cultivador vinícola, cambió el nombre de la familia a Trump a fines del siglo XVII», escribe Trump. «Una buena decisión, pienso, porque Drumpff Towers no es un nombre tan atractivo».

Donald Trump hablando con personas en primera fila de un auditorio grande (© AP Images)
Donald Trump con sus padres Mary y Fred Trump, y su hermana Maryanne en 1990. (© AP Images)

Friedrich Trump trabajó como barbero en la parte baja del este de Manhattan antes de juntar sus ahorros de toda la vida y mudarse a Seattle a los 21 años de edad. Al cumplir 30 años abrió el Arctic Restaurant and Hotel en la zona de la Columbia Británica en Canadá, durante la fiebre del oro de Klondike. Más tarde regresó a Nueva York en donde administró hoteles e invirtió en bienes raíces.

El padre de Donald Trump, Fred, continuó con los negocios de bienes raíces después de la muerte de Friedrich en 1918. Donald Trump ingresó al negocio desde joven.

«Yo supe que era algo que deseaba hacer. Seguía a mi papá desde una temprana edad … Siempre me fascinaban los edificios, la construcción y el desarrollo», dijo Donald Trump.

La madre de Trump empezó su vida como Mary McLeod, la hija de un pescador de las remotas Islas Hébridas en Escocia, emigró a los Estados Unidos, conoció al padre de Trump y se convirtió en una figura social de Nueva York que trabajó para numerosas causas filantrópicas.

“Mirando atrás, me doy cuenta que heredé el sentido de la actuación de mi madre», escribió Trump en el libro publicado en 1987, The Art of the Deal (El arte de la negociación). Recuerda que su madre «fue cautivada por la pompa y la solemnidad» de la coronación de la Reina Isabel de Inglaterra que se transmitió en la televisión. «Ella siempre tuvo una aptitud especial para lo dramático y lo grandioso».