Lloyd Austin se toca el codo con Nobuo Kishi mientras Antony Blinken y Toshimitsu Motegi observan (© Kazuhiro Nogi/AP Images)
El secretario de Estado de Estados Unidos Antony Blinken (centro), y secretario de Defensa Austin (izda.), se reunieron con el ministro de Defensa de Japón Nobuo Kishi y el ministro de Asuntos Exteriores Toshimitsu Motegi (al frente) el 16 de marzo en Tokio. (© Kazuhiro Nogi/AP Images)

Estados Unidos está fortaleciendo las alianzas con Japón y la República de Corea para afrontar mejor desafíos mundiales tales como COVID-19 y el cambio climático, así como para fomentar un Indopacífico libre y abierto.

En su primer viaje al extranjero como secretario de Estado, del 15 al 18 de marzo, Antony Blinken se reunió con altos funcionarios en Tokio y Seúl (República de Corea), afirmando y revitalizando alianzas democráticas de larga data que son una base para la paz y la prosperidad en el Indopacífico y otros lugares.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, se unió a Blinken en el viaje y se reunió con sus homólogos, el ministro de Defensa de Japón, Nobuo Kishi, y el ministro de Defensa de la República de Corea, Suh Wook.

Justo antes de que él y Austin se reunieran con el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, el 16 de marzo, Blinken calificó la asociación de Estados Unidos con Japón (en inglés) como “una piedra angular de la paz, la seguridad y la prosperidad para nuestros países, para la región y para el mundo durante más de 60 años”.

Durante el Diálogo 2+2, una reunión entre Blinken, el ministro japonés de Asuntos Exteriores, Toshimitsu Motegi, Austin y Kishi, los funcionarios estadounidenses y japoneses se comprometieron a fomentar la colaboración de sus países con India y Australia, una asociación conocida como el “Quad“. Se comprometieron a luchar por la desnuclearización de Corea del Norte y dialogaron sobre los desafíos de la República Popular China al orden internacional, incluso en los mares de la China meridional y del Este.

“China utiliza la coerción y la agresión para erosionar sistemáticamente la autonomía de Hong Kong, socavar la democracia en Taiwán, abusar de los derechos humanos en Sinkiang y Tíbet, y hacer valer reivindicaciones marítimas en el mar de la China meridional que violan el derecho internacional”, declaró Blinken a la prensa tras la reunión (en inglés).

Por el contrario, dijo Blinken, Estados Unidos y Japón defienden la democracia, los derechos humanos y el Estado de derecho. Señaló que ambos países apoyan los llamamientos de los manifestantes pacíficos para la restauración del gobierno democráticamente elegido en Birmania tras un golpe militar.

“Estamos unidos en la visión de una región indopacífica libre y abierta, en la que los países sigan las reglas, cooperen siempre que pueden y resuelvan sus diferencias de forma pacífica”, dijo Blinken.

En Tokio, Blinken también se reunió con líderes empresariales, entre ellos mujeres empresarias, y periodistas, para destacar la importancia de invertir en las mujeres empresarias para el crecimiento económico, y el papel de una prensa libre en la promoción del buen gobierno y la defensa de la democracia.

Previo a una reunión el 17 de marzo con el ministro de Asuntos Exteriores de la República de Corea, Chung Eui-yong, Blinken expresó: “Queremos alcanzar nuestra visión común de un Indopacífico libre y abierto, anclado en el respeto a los derechos humanos, a la democracia y al Estado de derecho”.

Durante la reunión en Seúl, Blinken y Chung reforzaron la alianza entre Estados Unidos y la República de Corea para:

  • Avanzar en un borrador de Acuerdo de Medidas Especiales para garantizar una alianza mutuamente beneficiosa y disuadir la agresión.
  • Afirmar la importancia de aumentar los lazos económicos mediante el fortalecimiento de las cadenas de suministro, la promoción de nuevas tecnologías y el fomento de la recuperación económica tras la pandemia de COVID-19.
  • Comprometerse a mejorar la cooperación en materia de cambio climático, incluyendo la consecución de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050.

En Seúl, Blinken también se reunió virtualmente con líderes juveniles y periodistas emergentes coreanos para hablar de la importancia de la alianza de Estados Unidos con la República de Corea para promover la paz, la seguridad y la prosperidad en la región del Indopacífico y en todo el mundo.