EE.UU. se convertirá en el principal productor de petróleo del mundo

Háganse a un lado, Rusia y Arabia Saudita. Se espera que Estados Unidos produzca más petróleo que cualquier otro país del mundo para 2023.

Como muestra la gráfica de más abajo, hace menos de ocho años, Estados Unidos producía bastante menos petróleo al día (en inglés) que Rusia y Arabia Saudita, los dos suministradores más grandes del mundo. Se espera que la producción de Estados Unidos llegue a los 10,6 millones de barriles de petróleo al día este año, el nivel más alto nunca registrado.

“Durante más de 40 años, Estados Unidos fue vulnerable a los regímenes extranjeros que utilizaban la energía como arma económica”, dijo el presidente Trump en 2017. “Impulsados por la innovación y la tecnología, estamos ahora en la cúspide de una verdadera revolución energética”, declaró.

Esa transformación está en marcha. En los próximos tres años, Estados Unidos podrá suministrar el 80 por ciento del crecimiento de la demanda mundial. Para 2023, la Agencia Internacional de Energía (en inglés) espera que Estados Unidos produzca más de 17 millones de barriles de petróleo y gas cada día, superando a cualquier otro país.

El aumento de la producción de energía de Estados Unidos es bueno para los países de todo el mundo que buscan un suministro confiable de petróleo y gas de mercados libres y abiertos, y es un impulso para la economía y la seguridad nacional de Estados Unidos.

Gráfico que muestra la producción de petróleo de Estados Unidos, Rusia y Arabia Saudita de 2008 a 2016

La mayor parte de este crecimiento puede vincularse a lo que se conoce como la “revolución estadounidense del esquisto“, impulsada por las compañías que extraen petróleo y gas de las formaciones rocosas de esquisto usando nuevas tecnologías. Los métodos más nuevos y poco convencionales se denominan perforación horizontal y fracturación hidráulica, o más comúnmente fracturación. Hoy en día, la fracturación representa más de la mitad de la producción de petróleo crudo de EE. UU. (en inglés), un aumento drástico en la última década. (En 2008, la fracturación representaba solo el 7 por ciento de la producción total de Estados Unidos).

“La notable capacidad de los productores para desbloquear nuevos recursos, de manera rentable, impulsa la producción combinada de petróleo y gas de Estados Unidos en 2040 a un nivel 50 por ciento más alto que el de cualquier otro país”, declaró Fatih Birol, director de la Agencia Internacional de Energía, a un panel del Senado en enero. “Esta es una hazaña impresionante, que no se puede destacar lo suficiente. Esto convierte a Estados Unidos en el indiscutible productor de petróleo y gas del mundo en las próximas décadas”.

Aumentan las exportaciones

El drástico aumento de la producción ha permitido que las exportaciones estadounidenses de petróleo crudo y productos petrolíferos se hayan duplicado en los últimos ocho años. Este crecimiento también puede atribuirse en parte al levantamiento de las restricciones a la exportación de crudo nacional, que se produjo a finales de 2015, y a la reducción de los costes de transporte. Canadá es el principal destino del petróleo crudo de Estados Unidos (en inglés) ya que compra el 58 por ciento de las exportaciones. Otros destinos para el petróleo estadounidense son Holanda, China, Italia y el Reino Unido.

La autora de este artículo es la redactora independiente Maeve Allsup.