El Ártico está más cerca de lo que crees

Dos pasajeros de barco viendo grandes pedazos de hielo desde la balaustrada (NASA/K. Hansen)
Las condiciones de calentamiento del Ártico están abriendo nuevos canales de navegación y turismo. (NASA/K. Hansen)

El invierno de 2015 en América del Norte desafió las normas. Zonas de Estados Unidos normalmente muy frías registraron temperaturas récord de calor, mientras que nevadas históricas enterraron otras partes del país.

Asia Central, el Reino Unido y otros países europeos también tuvieron inviernos fuera de lo común en los últimos años.

Aunque los científicos no pueden conectar directamente eventos climáticos concretos con el cambio climático global, piensan que el calentamiento ártico ampliamente documentado está causando condiciones meteorológicas inusuales en las zonas templadas al norte de los trópicos y al sur del Ártico.

“Lo que sucede en el Ártico (en inglés) no se queda en el Ártico”, dijo el científico de satélites Jeff Key del Centro para Aplicaciones e Investigaciones Satelitales de NOAA.

Jeff Key estudia imágenes y datos satelitales sobre vientos, química, temperatura y humedad. Todos se desvían de las normas históricas y muestran que la atmósfera del Ártico está cambiando, según dice.

La corriente en chorro transporta aire ártico a regiones templadas más al sur. Las cambiantes condiciones árticas pueden causar movimientos ampliamente variables en la corriente en chorro e influenciar el tiempo muy lejos del Ártico. (NASA/GSFC)

“Lo importante es que esto afecta al clima en latitudes medias”, comentó Key. Los cambios árticos influyen en la corriente en chorro (jet stream), ríos gigantes de aire que fluyen de oeste a este a 6 kilómetros o más por encima de la Tierra.

“Cuando se debilita la corriente en chorro, tiende a serpentear más y tenemos tiempo más extremo en las latitudes medias”, señaló Key.

Otras observaciones científicas revelan menos hielo en el océano Ártico, lo cual significa que las aguas absorberán calor en lugar de reflejarlo.

“Creo que la reducción del hielo marítimo va a cambiar sin duda los patrones climáticos, abrir [canales] para navegación [y] exploración petrolífera y de gas”, señala Key. La Armada de Estados Unidos prevé cambios similares (en inglés).

Va a ser un mundo diferente”.

La tundra también está calentándose y su vegetación está cambiando. La extensión de la materia verde de la superficie puede alterar la cantidad de luz solar reflejada, de modo que “un cambio en la vegetación puede llevar a un calentamiento aún mayor, el cual llevará a un mayor cambio en la vegetación, y así sucesivamente”, explicó Key.

El deshielo de la tundra también significa que la infraestructura construida en terrenos que se creían permanentemente congelados puede volverse inestable.

Mientras Key y sus colegas científicos en todo el mundo continúan su trabajo para entender las complejidades de las regiones más septentrionales, la investigación más reciente sugiere que el cambio en el Ártico tendrá efectos de gran alcance.

“Va a ser un mundo diferente, creo, en 20, 30 o 40 años”, agregó Key.

El Boletín de calificaciones del Ártico (en inglés) de Estados Unidos emitido a finales de 2014 determinó que la región está calentándose el doble que cualquier otro lugar en el planeta. Documenta una amplia serie de cambios en la región.

Cuando Estados Unidos asumió la presidencia del Consejo Ártico, compuesto por de ocho países, en abril, el secretario de Estado John Kerry recordó al mundo que debemos proteger, respetar y cuidar la región.