El creciente respeto por Israel fortalece a Oriente Medio

El secretario de Estado de Estados Unidos Michael R. Pompeo indica que la creciente aceptación de Israel beneficia a todos y es fundamental para la prosperidad de Oriente Medio.

«Los países de Oriente Medio y el mundo están reconociendo la continuidad de Israel”, dijo Pompeo ante el Comité de Asuntos Públicos de Estados Unidos e Israel (AIPAC, en inglés) el 2 de marzo en Washington. “Están llegando a reconocer que cuanto más Oriente Medio acoja a Israel, más brillante será su futuro».

El secretario señaló la robusta economía de Israel, de libre mercado e innovadora, en la que se recompensa el espíritu empresarial.

Pompeo también calificó a Israel de ser un lugar donde todos pueden orar libremente sin miedo o favor. «Una sociedad israelí respetuosa de todos los credos muestra que no hay nada que temer de las minorías religiosas», dijo.

Tuit:
Departamento de Estado @StateDept
.@SecPompeo: Cuanto más acoja Oriente Medio a Israel, más brillante será su futuro. #AIPAC2020#AIPACProud https://t.co/TQ9E5VaSeU pic.twitter.com/TvtTShMf9C
9:34 horas – 3 de marzo de 2020
(Enlaces y etiquetas en inglés)

Pompeo destacó los gestos de apoyo de los países de Oriente Medio a Israel en los últimos años, señalando que:

  • Omán recibió al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu en una visita en 2018.
  • Bahréin permitió el año pasado que periodistas israelíes lo visitaran por primera vez desde 1994.
  • Los Emiratos Árabes Unidos en 2018 tocaron el himno nacional israelí durante un torneo de judo.
  • Representantes de esos tres países asistieron al anuncio del presidente Trump en la Casa Blanca de un plan de paz entre Israel y el pueblo palestino.

Mientras tanto, las políticas de Estados Unidos demuestran un apoyo continuo. Estados Unidos reconoció oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel en diciembre de 2017 y trasladó la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

El secretario calificó a la República Islámica de Irán de ser el «principal estado patrocinador del antisemitismo en el mundo». Denunció las «declaraciones envenenadas» de los líderes iraníes contra Israel como una distracción de la propia corrupción y mala gestión del régimen iraní. También señaló que esas declaraciones son contrarias a la orgullosa historia de Irán, que incluye haber dado refugio a los judíos durante el Holocausto.

Las sanciones de Estados Unidos siguen despojando al régimen iraní del dinero que utilizaría para apoyar a Hizbulá y otros grupos terroristas que siembran la violencia en todo Oriente Medio.

«El mundo sabe que el noble pueblo iraní no odia a Israel, ni a los judíos, ni a ningún otro grupo religioso», dijo Pompeo. «Es el régimen intolerante y fanático el que lo hace».