El derecho a la libertad religiosa

El 27 de octubre marca el 19 aniversario de la aprobación de la Ley de libertad religiosa internacional. El Congreso de Estados Unidos Promulgó la ley en 1998 para «condenar las violaciones de la libertad religiosa y para promover, y ayudar a otros gobiernos a promover, el derecho fundamental a la libertad religiosa”.

Según el Centro de Investigaciones Pew (en inglés), el 74 por ciento de la población mundial vive en países con muchas restricciones a la libertad religiosa.

La ley creó la Oficina de Libertad Religiosa Internacional en el Departamento de Estado. La oficina vigila la persecución y la discriminación en todo el mundo y desarrolla programas para promover la libertad religiosa.

El Congreso actualizó la ley en 2016. El lenguaje de la ley original fue revisado para incluir no solo a los países, sino también a los «actores no estatales» que participan en la persecución religiosa. Estos incluyen a ISIS, que ha sido responsable del genocidio contra los yazidis, los cristianos y los musulmanes chiitas, así como a Boko Haram, que ha atacado tanto a cristianos como a musulmanes en sus violentos atentados. El cambio le permite al presidente tomar medidas contra los grupos que representen una amenaza para la libertad religiosa.

El presidente Trump nominó a Samuel Brownback, exgobernador de Kansas y miembro del Congreso, para ser el nuevo embajador a cargo de la Oficina de Libertad Religiosa Internacional. En los años que Brownback estuvo en el Senado, trabajó en asuntos de libertad religiosa en todo el mundo y fue un patrocinador clave de la Ley de libertad religiosa internacional.

«Cuando la libertad religiosa no está protegida, sabemos que la inestabilidad, los abusos contra los derechos humanos y el extremismo violento tienen una mayor oportunidad de arraigarse», dijo el secretario de Estado Rex Tillerson en agosto de este año, en declaraciones al presentar de la publicación del informe anual de libertad religiosa internacional 2016. «El Departamento de Estado seguirá abogando en favor de aquellos que buscan vivir sus vidas de acuerdo a su fe».