El diseño universal gana aceptación entre los constructores de viviendas

Mostrador con diferentes niveles en una pieza de cocina (© Susanne Tauke/LIFEhouse™)
Pieza de cocina con espacio a un nivel adecuado para sentarse en una silla es más seguro que si estuviera a la altura para sentarse en un taburete. Mostradores de diversas alturas también hacen más fácil la preparación de alimentos para más personas. (© Susanne Tauke/LIFEhouse™)

El fallecido Ron Mace, superviviente de la polio que usaba una silla de ruedas, definió y popularizó el diseño universal, o lo que denominaba “un enfoque con sentido común para hacer que todo lo que diseñamos y fabricamos sea utilizable por todos en la mayor extensión posible”.

Mace fue un arquitecto estadounidense que favoreció características en las casas y apartamentos para poder ser utilizados por todos, sin importar la edad, la estatura, el tamaño o la discapacidad. Luego de algunos años en su trabajo amplió su enfoque y defendió códigos de construcción que obligaran a tener esas características en las viviendas construidas en Carolina del Norte, su estado, y en otros estados. Su filosofía influyó en el diseño de un importante centro de artes y en las adaptaciones que se hicieron en el Capitolio de Estados Unidos.

El trabajo de Mace en defensa de estas normas fue un presagio a la promulgación de leyes federales, como las enmiendas a la Ley de Vivienda Justa (1988) y la Ley de estadounidenses con discapacidades (ADA, 1990), que prohíbe la discriminación en contra de personas con impedimentos físicos.

Mientras que la ley ADA elimina las barreras arquitectónicas en las instalaciones públicas, los principios de Mace para el diseño universal cada vez más influyen en las viviendas unifamiliares privadas así como en productos de consumo tan diversos como los zapatos de deporte para calzarse sin manos (en inglés) o los productos de belleza para cada tono de piel.

Viviendas ganadoras

Las viviendas que cumplen los principios del diseño universal acomodan a personas en todas las etapas de la vida, permitiéndoles envejecer en el mismo lugar. Las ideas de Mace ganaron terreno en otros países, especialmente en aquellos con poblaciones envejecientes. En años recientes firmas arquitectónicas de Japón, Reino Unido, España, Italia y Canadá, tanto como Estados Unidos, han construido proyectos ganadores de premios que aplican el diseño universal.

Las arquitectas Danise Levine y Beth Tauke, que enseñan en la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo y que trabajan en el Centro para el Diseño Inclusivo y Acceso Medioambiental, entidad de la universidad, comentaron que los propietarios de viviendas de Estados Unidos cada vez más favorecen las características del diseño universal. Y de ser incorporado este en la nueva construcción, el diseño universal ahorra dinero porque no han de ser necesarias las modificaciones a medida que los propietarios de la casa envejezcan.

Dos tocadores de baño en niveles diferentes (© Susanne Tauke/LIFEhouse™)
Tocadores de baño con niveles múltiples facilitan el aseo para una variedad más amplia de personas (© Susanne Tauke/LIFEhouse™)

El diseño universal es más común en las casas recién construidas, dice Levine. “Los dueños de casas que incorporan las características del diseño universal en las viviendas existentes lo hacen por etapas, dando prioridad a las áreas que ellos consideran que les han de dar el máximo beneficio”.

Levine y Tauke citan como las características más populares los planos de piso único y planos de espacios abiertos, marcos de puertas más amplios, baños libres de barreras e incluso manijas para puertas con palancas, que son más fáciles de manejar que los picaportes para las puertas.

Muchos propietarios de casas antiguas, dicen ellas, comienzan modificando los cuartos de baño, reemplazando la tina con duchas sin escalones para evitar caídas o agregando un asiento en la ducha, barras para sujetarse y pisos resistentes a los resbalones.

Personas martillando un poste en una vivienda en construcción (© Rick Scuteri/AP Images)
Voluntarios de “Hábitat para la Humanidad” construyen una casa en Arizona. Todas las casas de la organización utilizan elementos de diseño universal. (© Rick Scuteri/AP Images)

En las casas de diseño universal es más fácil vivir tanto para las familias jóvenes como para los mayores “y para todos en medio”, dijo Tauke. No hay escaleras, lo que es una ventaja de seguridad. Y esas casas son más fáciles de limpiar y mantener.

En medio de la pandemia que ha obligado a mucha gente a pasar más tiempo en sus viviendas, las ventajas del diseño universal, particularmente en la arquitectura residencial, se han hecho más evidentes que nunca.