La toma de posesión del presidente electo Donald J. Trump traerá gran cantidad de negocio a los restaurantes de Washington y varios de estos tienen pensado compartir sus beneficios.

Por medio de una iniciativa llamada «All In Service DC» (Todos servimos en D.C., en inglés), los restaurantes, bares y cafeterías participantes donarán parte de sus ganancias del fin de semana de la toma de posesión del 20 de enero a organizaciones benéficas locales que atienden a la comunidad.

El fin de semana de la toma de posesión normalmente implica grandes multitudes en Washington, y los hoteles ya están vendidos (en inglés) para el fin de semana. Aunque es difícil calcular cuántas personas asistirán, la primera y segunda toma de posesión del presidente Obama atrajeron a 800 000 y 1,8 millones de personas (en inglés) respectivamente. Así que los restaurantes y negocios locales se están preparando para un fin de semana muy concurrido.

«Los eventos de la toma de posesión representan una oportunidad vital para servir (en inglés) a la capital de nuestra nación creando espacios inclusivos, en servicio no sólo para nuestros huéspedes, sino también para nuestra comunidad», dice Amanda Carpenter, cocreadora de “All In Service D.C.”. «Queremos mostrar al mundo lo que es la escena gastronómica de Washington D.C. Nos preocupamos por nuestra comunidad más amplia», dice Carpenter.

Los restaurantes que participan pueden elegir entre cinco organizaciones benéficas locales que se centran en la educación y los servicios sociales, la falta de vivienda, la alimentación de los hambrientos y la atención a la salud.

Las empresas participantes pondrán un cartel en sus vitrinas para que «cuando los clientes vean el logotipo de “All In Service D.C.”, sepan que están apoyando a empresas locales comprometidas con la comunidad», indica el grupo “All In Service D.C.”.

A fecha de 18 de enero 124 restaurantes de Washington (en inglés) se han apuntado a la iniciativa.