‘El primer paciente de EE. UU.’ impulsa uno de los primeros ensayos de fármacos contra COVID-19

Hombre con traje en el pasillo de un hospital (© Ted S. Warren/AP Images)
El doctor George Díaz trató a la primera persona con un caso confirmado de COVID-19 en Estados Unidos. Ese tratamiento impulsó estudios de posibles tratamientos para COVID-19. (© Ted S. Warren/AP Images)

El doctor George Díaz, experto en enfermedades contagiosas en el Centro Médico Regional de Providence, en el estado de Washington, habló recientemente sobre el tratamiento del primer paciente confirmado con COVID-19 en Estados Unidos.

El paciente fue admitido en el hospital Everett, en Washington, con síntomas típicos de COVID-19: fiebre, tos y fatiga. Pero una semana después de su hospitalización y después de contraer neumonía se le administró al paciente el medicamento experimental llamado remdesivir.

Previamente probado en voluntarios sanos durante la epidemia de ébola, el remdesivir parecía ser seguro, aunque no muy eficaz contra ese virus, dijo Díaz. Pero agregó que luego de 24 horas de que se le administrara el medicamento el “primer paciente” de COVID-19 pudo quitársele el apoyo con oxígeno. Desde entonces el paciente “ha mejorado bastante”, dijo Díaz.

Señal de “Hospital” y edificio (© Jason Redmond/AFP/Getty Images)
Centro Médico Regional de Providence en Everett (Washington), en enero. (© Jason Redmond/AFP/Getty Images)

Pruebas prometedoras

Poco después de tratar al “primer paciente” el Centro Médico Regional de Providence inició un ensayo clínico del remdesivir (fabricado por Gilead Sciences, una empresa de Estados Unidos), en que se halló que a los pacientes a quienes se les administra tratamiento con este medicamento en los primeros 10 días de los síntomas les va mejor que a aquellos a quienes no se les administra. Los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos también iniciaron una prueba con remdesivir y sus datos muestran que el período de recuperación de los pacientes con COVID-19 tratados con ese medicamento disminuyó en casi cuatro días.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) ha permitido el uso de emergencia de tratamientos con remdesivir para pacientes con neumonía grave.

Gráfico que detalla pruebas clínicas de medicamentos para COVID-19 en Estados Unidos, de las cuales 144 están en curso y 457 planificadas (Depto. de Estado/M. Ríos)
(Depto. de Estado/M. Ríos)

Pruebas con otros medicamentos

Hasta el momento en Estados Unidos hay 144 pruebas clínicas de posibles tratamientos con medicamentos para COVID-19, incluyendo 72 ensayos clínicos con supervisión de la FDA. Se está planificando la realización de otros 457 ensayos clínicos.

La plataforma de registros de ensayos clínicos de la Organización Mundial de la Salud, muestra 2.739 ensayos clínicos de tratamientos para COVID-19 en todo el mundo, cifra que refleja las pruebas en curso o completadas.

Los investigadores que estudian algunos de esos tratamientos también están difundiendo resultados prometedores, aunque preliminares.

La fase II de un ensayo clínico en Hong Kong halló que una combinación de tres medicamentos: interferon beta-1b (fabricado por la compañía Bayer de Alemania), lopinavir/ritonavir (fabricado por AbbVie, de Estados Unidos) y ribavirin (fabricado por la firma suiza Roche Products Limited), ha tenido éxito en el tratamiento de casos leves a moderados de COVID-19.

Los resultados de los ensayos clínicos publicados en la revista médica Lancet muestran que la combinación de esos tres medicamentos reduce el tiempo durante el cual el virus es detectable en el cuerpo de una persona y si es contagiable a otros. El tratamiento también reduce el tiempo de hospitalización.

El investigador principal, doctor Yuen Kwok-yung, de la Universidad de Hong Kong, dijo a la revista Medical News Today que el interferon beta-1b puede ser un componente decisivo en el tratamiento con tres medicamentos, pero hizo una observación cautelosa. “Debemos confirmar en ensayos clínicos de fase III más amplios para ver si el interferon beta-1b solo o en combinación con otros medicamentos es eficaz en pacientes con más gravedad de la enfermedad” en las cuales el virus tuvo más tiempo para replicarse.

Por su parte, Díaz dijo que la gente debe seguir las instrucciones del distanciamiento social que han dado los expertos en salud pública. El distanciamiento social es todavía “la prevención más eficaz contra COVID-19”, afirmó.