El régimen iraní rechaza la ayuda para afrontar el virus, despreciando a su pueblo

Los líderes de Irán han rechazado repetidamente las ofertas externas para ayudar a los iraníes comunes que sufren de COVID-19, empeorando la fallida respuesta del régimen al brote.

Médicos Sin Fronteras (MSF), el grupo de ayuda médica, dijo el 24 de marzo que el régimen iraní rechazó los planes previamente acordados para una unidad de tratamiento de 50 camas para los pacientes de COVID-19 en la duramente afectada ciudad de Isfahán.

«Estamos profundamente sorprendidos al saber que la aprobación para el despliegue de nuestra unidad de tratamiento ha sido revocada», dijo Michel Olivier Lacharité, gerente de programas de emergencia de MSF. Un equipo de MSF estuvo en Irán y planeaba empezar a tratar a pacientes gravemente enfermos esta semana.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Michael R. Pompeo, ha indicado que los líderes de Irán también han rechazado las ofertas de asistencia de Estados Unidos, mientras que afirman falsamente que las sanciones de Estados Unidos impiden que los suministros médicos lleguen al pueblo iraní.

Tuit:
Secretario Pompeo @SecPompeo
El régimen iraní expulsa a Médicos Sin Fronteras @MSF, que estaba instalando un hospital de campaña para los pacientes más vulnerables de #coronavirus en Irán. Las víctimas del régimen que han sufrido durante más tiempo son el propio pueblo.
(Enlaces y etiquetas en inglés)

«En lugar de centrarse en las necesidades del pueblo iraní y aceptar ofertas genuinas de apoyo, los iraníes de mayor rango mintieron sobre el brote del virus de Wuhan durante semanas», dijo Pompeo el 17 de marzo.

Irán es el epicentro del brote de coronavirus en Oriente Medio y según Al-Monitor lleva 1.934 muertes y 25.000 personas infectadas hasta el 24 de marzo.

El régimen iraní ha respondido a la crisis con información y gestión erróneas. El régimen esperó nueve días después de su primera muerte por coronavirus para reconocer un brote. Y los líderes han sugerido que el virus fue un ataque biológico de Estados Unidos, mientras que arrestan a los iraníes que proporcionan información precisa por «difundir rumores».

Hombre con barba sentado mientras habla, con la bandera iraní detrás (© AP Images)
El líder supremo Ali Jamenei, visto aquí el 22 de marzo, ha rechazado la ayuda estadounidense y ha culpado a Estados Unidos del brote de coronavirus. (© AP Images).

La aerolínea del régimen, Mahan Air, realizó docenas de vuelos de ida y vuelta a ciudades de China en febrero, a pesar de la prohibición declarada de volar al país, emitida el 31 de enero.

Mientras tanto, el medio de comunicación “Iran International” dice que múltiples compañías iraníes han estado importando equipos de prueba de coronavirus a Irán (en inglés), contrarrestando las afirmaciones de los funcionarios del régimen de que las sanciones han impedido que Irán reciba los equipos de prueba necesarios.

«Estos documentos también muestran que varias compañías iraníes recibieron pedidos para importar paquetes de prueba de coronavirus desde el 24 de diciembre hasta finales de febrero», indica Iran International. «Arina Life Science, Fardad Azma Rad, Pishgam Biotechnology y Viragene están entre las empresas que han estado importando equipos de prueba a Irán».

Estados Unidos ha impuesto sanciones para negar al régimen iraní los ingresos que utilizaría para financiar el terrorismo. Pero Estados Unidos mantienen amplias autorizaciones para la venta de alimentos, medicinas así como productos agrícolas y médicos a Irán.

En cooperación con el gobierno suizo, Estados Unidos desarrolló un canal para eludir la corrupción sistémica y la mala gestión financiera del régimen iraní, asegurándose de que los medicamentos contra el cáncer y otros medicamentos que salvan vidas lleguen a los pacientes iraníes.