“He visto frecuentemente a norteamericanos que hacían grandes y verdaderos sacrificios por la causa pública, y he notado cien veces que, en caso de necesidad, nunca dejaban de prestarse un fiel apoyo los unos a los otros”, escribió el observador francés Alexis de Tocqueville en el siglo XIX.

Según ese estándar, Arshia Wajid es de lo más estadounidense que hay. Incluso cuando tenía 6 años y estaba visitando a sus abuelos en la India, Wajid se ofreció como voluntaria en la clínica médica de su abuelo, que atendía a muchos pacientes pobres.

Ya de adulta, Wajid, ahora armada con un título de maestría en administración de empresas y salud pública; se ofreció como voluntaria durante un año como coordinadora de la Red Musulmana de Clínicas de Salud Urbanas (en inglés) de Chicago. La clínica ofrece atención sanitaria primaria sin costo a personas de la comunidad que carecen de seguro médico.

“Las clínicas gratuitas eran una red de seguridad para estas personas y realmente consideraba que como profesional de la salud tenía que hacer algo para ayudar a estas personas a tener acceso a estos cuidados”, dijo.

También se ha ofrecido como voluntaria para Hábitat para la Humanidad (Habitat for Humanity) y Meals on Wheels (Comida sobre ruedas), y ha viajado en misiones de asistencia médica a Ecuador, Haití y la India.

La fe musulmana de Wajid refuerza su dedicación al servicio voluntario y el servicio público. “Contribuir a la comunidad es parte de nuestra fe”, dice. “El islam nos alienta a ser participantes activos de la sociedad civil y a ayudar a quienes son menos afortunados y a los marginados por la sociedad”.

En 2004 fundó la organización de profesionales musulmanes estadounidenses del campo de la salud “American Muslim Health Professionals” (en inglés), un grupo sin fines de lucro que empodera a los profesionales musulmanes de la salud para mejorar la salud de todos los estadounidenses. El grupo se centra en la salud mental, la discapacidad y el acceso a la cobertura de salud.

El presidente Obama se reúne con un grupo de personas y estrecha la mano de Arshia Wajid (La Casa Blanca)
Wajid se reúne con el presidente Obama. (La Casa Blanca)

La Casa Blanca notó el trabajo de Wajid con ese grupo y la incluyó en un conjunto de líderes musulmanes estadounidenses que dialogaron con el presidente Obama sobre temas concernientes la comunidad musulmana.

“Fue un privilegio”, afirmó Wajid sobre la reunión de febrero de 2015 con el presidente.

Ella insta a todo el mundo a dedicar un par de horas por semana, o incluso por mes, a alguna causa en la que crean. “Es realmente importante elegir una causa que te apasione y contribuir a ella con el tiempo que puedas”, dijo. “Ya sea ayudar a los sin techo, los huérfanos, los veteranos o los discapacitados, hay causas de sobra en las que puedes participar”.