Eliminar barreras económicas para la mujer hace crecer las economías

Mesa en forma de herradura con participantes sentados a su alrededor (Depto. de Estado/Freddie Everett)
El secretario de Estado Michael R. Pompeo, la asesora de la Casa Blanca Ivanka Trump y otros en el Departamento de Estado el 12 de febrero. (Depto. de Estado/Freddie Everett)

Se espera que una iniciativa de la Casa Blanca alcance a 50 millones de mujeres en el mundo en desarrollo para el año 2025.

“Podemos trabajar para empoderar a millones de mujeres para sacar a sus familias de la pobreza, hacer crecer las economías de su país, reducir la dependencia y cumplir la promesa de una mayor paz y prosperidad”, dijo la asesora de la Casa Blanca, Ivanka Trump, el 12 de febrero para conmemorar el primer aniversario de la Iniciativa de la Casa Blanca para el Desarrollo Global y Prosperidad de las Mujeres (W-GDP, en inglés).

Desde su lanzamiento, la iniciativa ha llegado a más de 12 millones de mujeres, y esa cifra promete aumentar, dijo Ivanka Trump en el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Gráfico con cita de Ivanka Trump sobre potenciar a las mujeres emprendedoras. (Depto. de Estado/Helen Efrem)

La iniciativa aumenta la capacitación de la fuerza laboral y las oportunidades para las mujeres de abrir nuevos negocios en mercados emergentes mediante asociaciones público-privadas. Asimismo, aborda las restricciones legales y sociales que impiden la participación de las mujeres en la economía de sus países, incluida la capacidad de las mujeres para ser propietarias y trabajar en los mismos empleos y sectores que los hombres.

Tras la participación a un alto nivel de la Casa Blanca y la asesora Trump dos países, Costa de Marfil y Marruecos, enmendaron el año pasado las leyes que anteriormente impedían a las mujeres ser dueñas de propiedades y tierras. Sin embargo, otros 75 países aún tienen leyes que no permiten que las mujeres sean dueñas, administren o hereden propiedades.

Para abordar estas cuestiones, el secretario de Estado Michael R. Pompeo anunció la creación de una oficina en el Departamento de Estado dedicada a la iniciativa, bajo la dirección de la embajadora en misión especial de Estados Unidos para Asuntos Globales de la Mujer, Kelley E. Currie.

“La necesidad del W-GDP es clara y urgente”, indicó Pompeo. “Demasiadas barreras han impedido que las mujeres tengan oportunidades en demasiadas partes del mundo”.

Primer plano de Mike Pompeo con cita superpuesta sobre los logros de la mujer superpuesta. (Depto. De Estado/Ron Przysucha)