Eliminar el embargo de armas a Irán alimentará el terrorismo del régimen

Estados Unidos no permitirá que caduque un embargo de armas que ha estado en vigor durante trece años contra el régimen iraní y, de ser necesario, hará uso de la autoridad que le confiere una resolución vigente de las Naciones Unidas para mantener las restricciones.

En un artículo de opinión publicado el 13 de mayo en el diario The Wall Street Journal, el representante especial de Estados Unidos para Asuntos sobre Irán, Brian Hook, dice que el embargo de armas de las Naciones Unidas que expira en octubre limita al régimen iraní de armar a los grupos terroristas y debe ser prorrogado.

“Estados Unidos y sus socios han utilizado el embargo de armas para impedir que Irán envíe armamento avanzado a terroristas y militantes”, dice Hook. “Dejar que el embargo de armas expire facilitaría considerablemente el envío de armas por parte de Irán a sus aliados en Siria, a Hamás en Gaza y a las milicias chiitas en Iraq”.

Estados Unidos ha redactado una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para extender el embargo, dice Hook. Pero si un miembro del Consejo de Seguridad veta una prórroga, la resolución que respalda el fallido acuerdo nuclear de 2015 permite a Estados Unidos “reimponer” las sanciones contra la venta de armas de Irán.

Tuit:
Morgan Ortagus @statedeptspox
Rep. Especial para Irán Brian Hook: Consejo de Seguridad debe aprobar una resolución para extender el embargo de armas. Si este esfuerzo es derrotado por un veto, el gobierno de @POTUS está preparado para ejercer todas las opciones legalmente disponibles.
8:21 horas · 14 de mayo de 2020
(Enlaces y etiquetas en inglés)

El 18 de octubre, el quinto aniversario del acuerdo nuclear de 2015, comienzan a caducar importantes restricciones sobre el principal estado patrocinador del terrorismo. Levantar el embargo de armas permitirá al régimen iraní importar y exportar sistemas armamentísticos avanzados, incluidos aviones de combate, buques de guerra, submarinos y misiles teledirigidos.

El acuerdo nuclear de 2015, indica que “se espera que represente una contribución positiva para la paz y la seguridad regionales e internacionales” a lo que los dirigentes de Irán se comprometieron. Pero en los dos años y 10 meses antes de que el presidente Trump separase a Estados Unidos del acuerdo el 8 de mayo de 2018, los líderes de Irán utilizaron los ingresos del mismo para aumentar el gasto militar y la financiación del terrorismo.

Estados Unidos está utilizando las sanciones económicas para obligar al régimen iraní a dejar finalmente de financiar el terrorismo y a gastar recursos en su país.

Sin el embargo, dice Hook, el régimen de Irán adelantará planes para mejorar su anticuada fuerza aérea y mejorar la precisión de sus misiles, fortaleciendo su capacidad para atacar barcos y aviones.

Señala que el presidente iraní Hassan Rouhani ha dicho que el levantamiento del embargo facilitará la venta de armas del régimen y ha amenazado con “una respuesta aplastante” si se prorroga el embargo.

“La estrategia preferida de la administración Trump es que el Consejo de Seguridad extienda el embargo de armas”, escribe Hook en el artículo. “De una forma u otra, Estados Unidos se asegurará de mantenerse contra el violento y revolucionario régimen de Teherán”.