Persona con guantes y mascarilla poniendo una inyección (© Sam Mednick/AP Images)
Un trabajador humanitario en la República Democrática del Congo recibe una vacuna contra el ébola en mayo de 2018. La firma estadounidense Merck ha recibido la aprobación reglamentaria de la vacuna. (© Sam Mednick/AP Images)

La compañía farmacéutica estadounidense Merck & Co. ha ganado la primera aprobación reglamentaria de una vacuna contra el virus Ébola, una gran ayuda en la lucha contra esta enfermedad mortal.

La decisión de la Comisión Europea del 10 de noviembre por la que se concede un importante paso hacia la plena aprobación de la vacuna Ervebo de Merck, para adultos mayores de 18 años, se produce cuando está ocurriendo un brote en la República Democrática del Congo (RDC) que ha causado la muerte de más de 2.100 personas desde que comenzara el año pasado.

Aunque la aprobación es para uso en la Unión Europea, la vacuna ya ha sido usada en la RDC bajo un programa de “uso compasivo” para proteger a los que están en mayor riesgo, incluyendo a los trabajadores del sector de la salud y a otros que están en contacto con pacientes infectados, según una declaración de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

El director ejecutivo de la EMA, Guido Rasi, calificó la aprobación de ser un paso importante para aliviar la carga de esta enfermedad mortal, y ha dicho que Ervebo salvará vidas en los países afectados.

El 12 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) otorgó el estatus de precalificación a Ervebo, el cual permite a las agencias de las Naciones Unidas y a Gavi, la Alianza para las vacunas, adquirir la vacuna para su uso en países en riesgo. La OMS está trabajando con varios países africanos por medio del Foro Africano de Reglamentación de Vacunas (AVAREF) para lograr el registro y la aprobación de la vacuna en el país.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que hace cinco años, no había ninguna vacuna ni ninguna terapia para el virus del Ébola, y que con la precalificación de la vacuna y terapia experimental, el Ébola ahora se puede prevenir y tratar.

Estados Unidos es el mayor país único donante para la lucha contra el Ébola, incluyendo el apoyo a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional con más de 266 millones de dólares en asistencia humanitaria y preparación para el Ébola en la República Democrática del Congo y países vecinos desde agosto de 2018.