Empresas y personas con discapacidades utilizan alta tecnología

El presidente firma documento rodeado de personas (© AP Images)
El presidente Obama firma una orden ejecutiva que aumenta el empleo federal de personas con discapacidades en un acto que conmemoraba el 20 aniversario de la "Ley de estadounidenses con discapacidades" (© AP Images)

Hace veinticinco años, la recién aprobada “Ley de estadounidenses con discapacidades” (ADA, en inglés) exigió que las empresas acomodaran sus instalaciones y procesos para permitir que las personas con discapacidades pudieran desempeñar cualquier empleo para el que estuvieran cualificadas. La ley hizo posible para millones de estadounidenses con discapacidades realizar su potencial en la fuerza laboral y proporcionó a las empresas acceso a un colectivo de empleados que previamente había sido infrautilizado.

Algunos necesitaban acomodos intangibles tal como limitar los esfuerzos de cargar mercancías para un trabajador con lesiones en la espalda o la espina dorsal, o un horario adaptable para un empleado con un impedimento neurológico.

Otras adaptaciones necesitaban de equipos o arreglos especiales, tal como un escritorio más alto para un empleado en silla de ruedas o para un empleado sordo, el acceso a un intérprete de lenguaje de señas.

Los avances en tecnología han hecho surgir adaptaciones con las que cuando se aprobó la ADA hace 25 años no se podía sonar. Herramientas que permiten a los ciegos y sordos navegar por la red Internet son cruciales en los centros de trabajo estadounidense de la actualidad.

(Thinkstock)

La ADA solicitaba medidas para que las compañías de teléfono e Internet permitieran que aquellos con discapacidades auditivas y del habla pudieran comunicarse por teléfono. Aunque el sistema conocido como TTY (teletypewriter) había convertido la voz en texto en las líneas telefónicas normales desde finales de la década de 1960, los años posteriores a la ADA conocieron una innovación explosiva y nuevas herramientas que han hecho las telecomunicaciones más rápidas y seguras para las personas con impedimentos auditivos y del habla.

Las conversaciones con subtítulos en tiempo real ofrecen a las personas sordas una manera mucho más rápida de “escuchar” las llamadas telefónicas y de participar plenamente en la economía mundial moderna y de alta velocidad.

Un dispositivo de relevo en vídeo que permite a una persona sorda comunicarse por medio de un intérprete de lenguaje de señas. (Sorenson Communications)

Entre las tecnologías con mas éxito para las personas con discapacidad auditiva contamos con el servicio de relevo en vídeo. Este conecta a la persona con discapacidad auditiva con otra persona y un intérprete de lenguaje de señas, lo que permite una comunicación mucho más rápida que los sistemas anteriores que utilizaban texto. La velocidad extra hace posible la interacción necesaria a la velocidad mayor que se requiere en una reunión de una junta de dirección o en una entrevista de trabajo.

Mientras se sigue desarrollando la tecnología de asistencia, esta sigue ayudando a hacer posible la promesa de la Ley de estadounidenses con discapacidades, potenciando a las personas con discapacidades para que contribuyan plenamente al mundo que les rodea, en los negocios y en la vida.