Estados Unidos celebra centenario de su ingreso en la Gran Guerra

Mientras los aviones de la fuerza aérea de Francia derramaban humo rojo, azul y blanco, dignatarios, soldados y ciudadanos de Estados Unidos y sus aliados en la Primera Guerra Mundial estaban congregados para conmemorar el centenario del día en que Estados Unidos entró “en la guerra para acabar con todas las guerras”, el 6 de abril.

La ceremonia tuvo lugar en el Monumento y Museo de la Primera Guerra Mundial ubicado en

Kansas City (Misuri), bajo la Torre del Monumento a la Libertad, en homenaje a todos quienes murieron en el conflicto que diezmó a Europa durante tres años, antes de que Estados Unidos declarara la guerra a Alemania el 6 de abril de 1917.

“No ha sido construido para conmemorar la guerra y la victoria, sino más bien los resultados de la guerra que se reflejan en la paz y libertad”, dijo Robert Speer, secretario interino del Ejército, leyendo las palabras que el presidente Calvin Coolidge pronunciara al inaugurar la torre en 1926.

El papel de Estados Unidos

En principio Estados Unidos se mantuvo neutral, a pesar del hundimiento del barco de pasajeros Lusitania en 1915 por Alemania. Pero luego que Alemania reiniciara sin restricciones la guerra con submarinos y tratara de inducir a México a que atacara Estados Unidos, el presidente Woodrow Wilson declaró que la nación debe combatir para poner al mundo “a salvo para la democracia”.

La Gran Guerra comenzó cuando los ejércitos aún desplegaban unidades de caballería y terminó con tanques y aeronaves cargadas de ametralladoras, como el avión “Sopwith Camel”, el “Scourge Fokker” y los SPAD, además de las naves aéreas “Zeppelin” cargadas con bombas.

La guerra, con combates en trincheras y bosques de Francia y Alemania, estaba paralizada antes de que Estados Unidos entrara en batalla. Millones de civiles también carecían de alimento, y por ello incluso antes de entrar en la lucha los estadounidenses enviaron toneladas de abastecimientos de ayuda a Europa.

En abril de 1917 Estados Unidos apenas contaba con 130.000 soldados, pero pronto instituyó el reclutamiento obligatorio y movilizó a cuatro millones de soldados. Dos millones de soldados, que fueron conocidos como “doughboys” (soldados masa), fueron embarcados a Europa. Algunos de los 100.000 que dieron sus vidas están enterrados en el Campo de Flandes, en Bélgica. También perecieron cientos de enfermeras voluntarias de la Cruz Roja.

Nueve millones de combatientes y cinco millones de civiles perecieron en la guerra, que terminó con la rendición de Alemania, el 11 de noviembre de 1918.

Conmemoración de la guerra

Aun cuando hay miles de monumentos en las plazas de ciudades por todo Estados Unidos, el de Kansas City figura entre los primeros para recordar la Primera Guerra Mundial, y sus ciudadanos recaudaron 2,5 millones de dólares en 1919 para construir la Torre del Monumento a la Libertad, de 66 metros de altura, con una vista panorámica del horizonte de Kansas City.

Cinco comandantes aliados, entre ellos el general John “Black Jack” Pershing y el mariscal Ferdinand Foch, de Francia, asistieron a la inauguración del monumento en 1921.

Tuit:
WW1 Centennial (Centenario de la Primera Guerra Mundial)
¡Impresionante! ¿Vieron ese sobrevuelo de @PAFofficiel? Qué manera de conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial #WW1CentennialKC #WW1Centennial #WW1#WWI #ww100 #WWICentennial
(Enlaces en inglés)

La reciente ceremonia del 6 de abril comenzó con el sobrevuelo de la Patrulla de Francia, un equipo aéreo acrobático francés, con música patriótica de fondo, lecturas de diarios, cartas y de debates de la época de la guerra; un momento de silencio y un saludo de artillería.

Todo terminó con la emocionante entonación del himno patriótico “Over There” mientras sobrevolaba un bombardero “B-2 Spirit”.