Estados Unidos: Debemos conseguir evitar una catástrofe climática

Turbinas eólicas en la cima de una montaña (© Robert F. Bukaty/AP Images)
Las turbinas eólicas cara a la brisa en la cima de la montaña eólica Saddleback, en febrero, en Carthage (Maine). Estados Unidos abordará la crisis climática invirtiendo en empleos de energía limpia. (© Robert F. Bukaty/AP Images)

Abordar la crisis climática es fundamental para la política exterior de Estados Unidos, según dijo el secretario de Estado Antony Blinken. Lo calificó de fundamental para la seguridad nacional de Estados Unidos y de países de todo el mundo, en vísperas de una Cumbre de Líderes sobre el Clima organizada por Estados Unidos los días 22 y 23 de abril.

“Este es ya un esfuerzo de todos los miembros de nuestro gobierno y de toda la nación”, dijo Blinken el 19 de abril (en inglés), en un discurso pronunciado en Annapolis (Maryland). “Nuestro futuro depende de las decisiones que tomemos hoy”.

Por este motivo, el presidente Biden ha invitado a 40 líderes mundiales a participar esta semana en la Cumbre de Líderes sobre el Clima (en inglés). En su invitación, Biden instó a los líderes a aprovechar la cumbre como una oportunidad para exponer cómo sus países también contribuirán a una mayor ambición climática.

Blinken se refirió al cambio climático como motor tanto de los conflictos como de las migraciones. “El cambio climático exacerba los conflictos existentes y aumenta las posibilidades de que surjan otros nuevos, sobre todo en países donde los gobiernos son débiles y los recursos escasos”, dijo Blinken. “A medida que los recursos esenciales, como el agua, disminuyan y los gobiernos tengan dificultades para satisfacer las necesidades de una población creciente, veremos más sufrimiento y más conflictos”.

Citando recientes patrones climáticos históricamente extremos, Blinken dijo: “Se nos están acabando los récords a batir. Y a menos que le cambiemos la situación, esta va a empeorar”.

En el país, Estados Unidos se enfrentará al cambio climático invirtiendo en empleos de energía limpia y en tecnologías que ofrezcan soluciones creativas para limitar las emisiones de carbono.

Estados Unidos es responsable del 15 % de las emisiones mundiales de carbono y tiene previsto predicar con el ejemplo para reducirlas, según dijo Blinken. Un nuevo objetivo de emisiones ambicioso y audaz por parte de Estados Unidos demostrará su compromiso para afrontar la crisis climática y alentar al resto del mundo a participar.

El gobierno de Estados Unidos trabajará con países de todo el mundo para frenar el 85 % restante de las emisiones mundiales de carbono por medio de la diplomacia y las asociaciones público-privadas, según dijo.

Hombre caminando con un bastón junto a una calle inundada en un día soleado (© Lynne Sladky/AP Images)
Louis Fernández camina por una calle inundada el 30 de septiembre de 2015, en Miami Beach (Florida). La inundación de la calle fue causada en parte por las mareas altas debido al ciclo lunar, según el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos. (© Lynne Sladky/AP Images)

Reducir las emisiones de carbono a nivel mundial significa invertir en energías renovables y eliminar progresivamente el carbón. Y la energía ecológica puede aportar beneficios económicos: se prevé que el mercado mundial de las energías renovables supere los 2 billones de dólares para 2025, y los países que tomen medidas decisivas ahora para crear las industrias del futuro serán los que cosechen los beneficios económicos de la revolución de la energía limpia.

En Estados Unidos, las tecnologías solar y eólica ya se encuentran entre los sectores de más rápido crecimiento del empleo. El sector privado estadounidense está preparado para dotar a otros países de la misma tecnología.

Estas asociaciones ya están en marcha. Recientemente, la empresa estadounidense Sun Africa comenzó a construir una planta solar de 144 megavatios en Angola. Cuando esté terminada, será la mayor del África subsahariana, según dijo Blinken.

“Si tenemos éxito, aprovecharemos la mayor oportunidad de crear empleos de calidad en generaciones”, expresó. “Construiremos una sociedad más equitativa, sana y sostenible; y protegeremos este magnífico planeta”.