Estados Unidos hace avanzar el GPS con nuevos satélites

Todos, desde los repartidores de pizza hasta los pilotos de aerolíneas y transportistas internacionales pronto contarán con sistemas de navegación mejores y más fiables gracias a la renovación del GPS (Sistema de Posicionamiento Global) en Estados Unidos.

La Fuerza Espacial de Estados Unidos, junto a socios del sector privado, lanzaron el 5 de noviembre el cuarto de 32 nuevos satélites (en inglés) que son parte de la actualización del GPS que continuará en la próxima década para mejorar la navegación y otras tecnologías para usuarios en todo el mundo.

La actualización reemplazará a docenas de satélites con modelos nuevos que aportarán señales tres veces más potentes y hasta ocho veces más seguras. Originalmente el gobierno de Estados Unidos decidió que el GPS estuviera disponible para el uso civil en 1983. A mediados de la década de 1990 se hizo completamente operativo, brindando datos de tiempo y localidad para apoyar todo tipo de actividades: navegación, las respuestas de emergencia, pronósticos del clima, agricultura de precisión, banca y generación de energía eléctrica.

“Mucha gente depende cada día del GPS”, dijo Tonya Ladwig, vicepresidenta de sistemas de navegación en Lockheed Martin, que está elaborando los nuevos satélites en colaboración con la Fuerza Espacial Estados Unidos. “Seguir invirtiendo en el GPS al agregar nuevas capacidades, como las que vienen con el GPS III/IIIF ha de asegurar que el GPS sea el de más alto nivel del mundo”.

Satélite dentro de una cámara de lanzamiento (Foto cedida por la Oficina de Asuntos Públicos de “45th Space Wing”)
Un nuevo satélite GPS es encapsulado con material protector para ser lanzado al espacio. (Foto cedida por la Oficina de Asuntos Públicos de “45th Space Wing”)

Los presidentes de Estados Unidos han apoyado el desarrollo y uso mundial del GPS con fines pacíficos desde la década de 1980.

El GPS actualizado seguirá siendo compatible con todos los otros sistemas globales y regionales de navegación con satélites, continuando con los esfuerzos de larga data de Estados Unidos para impulsar mundialmente las tecnologías para la navegación con satélites.

Estados Unidos apoya la compatibilidad entre proveedores mundiales de los servicios de navegación con satélite por medio del Comité Internacional sobre los Sistemas Mundiales de Navegación por Satélite, que Estados Unidos ayudó a establecer en 2005 en el marco de las Naciones Unidas.

La Fuerza Espacial de Estados Unidos opera el GPS en nombre del Departamento de Defensa, que trabaja con el sector público y privado para mantener y actualizar el sistema.

“Considero que la mayor parte de la gente no se da cuenta de cuánto dependen del GPS cada día”, dijo la generala DeAnna Burt, directora de operaciones y comunicaciones en la Fuerza Espacial, a la publicación tecnológica CNET (en inglés). “Tendríamos un mal día si no tuviéramos el GPS”.