Una fábrica de nueva generación permitió recrear este clásico automóvil deportivo.

Los científicos del Laboratorio Nacional de Oak Ridge, un organismo federal, utilizaron una impresora tridimensional realmente grande para hacer un auto modelado en base al Shelby Cobra, un automóvil emblemático de la década de 1960.

Oak Ridge es el laboratorio de ciencia y energía más importante del Departamento de Energía de Estados Unidos. Su “máquina de fabricación aditiva de gran superficie” puede generar casi cualquier forma basada en un modelo digital. La fabricación aditiva es un tipo de impresión en tres dimensiones que agrega capas de materiales a objetos ya creados.

Recientemente el secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, se sentó al volante del automóvil impreso en tres dimensiones e hizo una prueba de conducción. Dijo que el “Shelby Cobra” impreso en tres dimensiones es “un ejemplo real del increíble potencial de la fabricación aditiva”. Perry indicó en un comentario que publicó en Facebook que “la industria automovilística puede ahorrar energía y tiempo con este tipo de fabricación aditiva”.

Dos personas en un automóvil (Depto. de Energía)
El secretario de Energía Rick Perry hace un recorrido en un “Shelby Cobra” impreso en tres dimensiones. (Depto. de Energía)

El laboratorio, con sede en Tennessee, colabora con empresas privadas para utilizar sus tecnologías en nuevos productos y en procesos de fabricación. La tecnología para la impresión en tres dimensiones elaborada en el laboratorio puede permitir a los fabricantes de automóviles tomar el concepto de un diseño y convertirlo en seis semanas en un vehículo listo para la carretera. Los propios componentes pueden ser impresos en 24 horas.

Mire la impresora tridimensional en acción mientras fabrica el chasis del vehículo:

(Vídeo en inglés)