Estudiantes construyen robots para participar en una competencia global

Alejandra Mercado Avalos nunca antes del mes de enero había escrito una línea de códigos informáticos. Nunca antes de abril había construido un robot. Nunca había salido de Nicaragua antes de julio.

De modo que para esta aspirante a ingeniera, de 17 años, y sus cuatro compañeras de equipo fue un gran acontecimiento viajar a Washington a mediados de julio de 2017 junto a su robot llamado “Demon”, para representar a su país en la inauguración del Primer Desafío Global.

El tema del desafío era “Proporcionar acceso a agua potable”. Los robots fabricados por los estudiantes recibieron la tarea de recolectar y elegir pelotas de plástico azules y anaranjadas, que representaban el agua limpia y el agua contaminada, respectivamente. La meta era ganar el máximo de puntos al depositar las pelotas en receptáculos diferentes antes que los dos minutos y medio de cada ronda terminaran.

Cada equipo tuvo casi tres meses para construir un robot con los componentes entregados por los organizadores de la competencia. Entre los países representados estuvieron Nepal, Camboya, Japón, México, Perú, Argentina, Francia, Italia, el Reino Unido, Iraq, Mali y Yemen.

Personas observan la competencia entre robots en cuatro estaciones (Depto. de Estado/D.A. Peterson)
Más de 160 equipos procedentes de todo el mundo compitieron en el PRIMER Desafío Global. (Depto. de Estado/D.A. Peterson)

Más de 160 equipos procedentes de todo el mundo compitieron en el encuentro de dos días de duración financiado por Dean Kamen, el fundador de “Segway”, para inspirar a los estudiantes de escuela secundaria interesados en las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM).

El concurso llegó a los titulares antes de su inauguración, cuando a las seis miembros del equipo femenino de Afganistán en principio se les negaron visados para ingresar a Estados Unidos. Al final, pudieron competir, y ganaron un par de medallas, luego que el presidente Trump interviniera en su favor.

Tres personas en torno a un aparato mecánico (Depto. de Estado/D.A. Peterson)
Miembros del equipo de Honduras hacen ajustes a su robot llamado “Jorge”. (Depto. de Estado/D.A. Peterson)

Edy Dionisio Bautista Díaz, de 17 años, de Honduras, dijo que un proyecto de este tipo puede hacer que cambie la trayectoria académica de una persona, y que cambien los planes para la carrera y la vida entera de uno si es su primera experiencia con la ciencia y la tecnología.

Bautista y sus compañeros de equipo, que viven en una región rural pobre, recibieron el permiso del director de su escuela para reemplazar sus tareas de clase regulares con la robótica en los meses previos a la competencia. Sus esfuerzos dieron resultado cuando “Jorge”, su robot, logró el puesto 40 en la clasificación general, colocando al equipo de Honduras en la primera cuarta parte de los competidores.

Adolescente mirando un robot y pelotas (Depto. de Estado/D.A. Peterson)
Johary Hunter Maxwell, de 14 años, de Costa Rica, practica el control del robot de su equipo, llamado “D. Wane” (Depto. de Estado/D.A. Peterson)

El concurso despierta el interés en la ciencia, incluso entre los estudiantes que no compiten, según Daniel Moros, profesor universitario y mentor del equipo de Costa Rica. Los tres miembros del equipo del profesor Moros trabajaron durante meses para construir el robot que llamado “D. Wane” y respondieron a las preguntas de sus compañeros de clase, como “¿qué es eso?” “¿cómo lo hicieron?” y “¿puedo participar?”.

Moros dijo que ya han visto que esta experiencia tiene el efecto de una bola de nieve.

En el día final de la competencia Ivanka Trump, asesora principal en la Casa Blanca, se reunió con los seis equipos formados por mujeres, entre ellos el de Afganistán y el de Estados Unidos. “Me siento muy inspirada por todo lo que han construido aquí y por lo que están haciendo y por la manera en que impulsan en este caso la participación de las mujeres y las niñas en los campos de CTIM”, dijo la Sra. Trump (hija).

Participantes manejan robots en el piso (Depto. de Estado/D.A. Peterson)
Robots durante una ronda de competencias. (Depto. de Estado/D.A. Peterson)

Al final el premio principal al mejor puntaje fue para el equipo “Europa”, uno de los seis equipos continentales en competencia.

También se entregaron medallas en categorías como ingeniería y diseño y unidad internacional. Aunque la mayor parte de los equipos no logró una medalla, pudieron llevar a sus países una pieza diferente de valioso material. El Sr. Moros, mentor del equipo de Costa Rica dijo que se pudieron quedar con sus robots.