Frederick Douglass: Símbolo de la libertad más allá de las costas de Estados Unidos

Estatua de Frederick Douglass (© Drew Angerer/Getty Images)
Esta estatua de Frederick Douglass fue desvelada en el Salón de la Emancipación, en el Capitolio de Estados Unidos, en el año 2013. (© Drew Angerer/Getty Images)

Los estudiantes de todo Estados Unidos han estudiado desde hace mucho tiempo el asombroso relato de cómo Frederick Douglass se fugó de la esclavitud y aprovechó el poderío de su voz y de su pluma para ayudar a acabar con la esclavitud. Sin embargo, el impacto de su relato va mucho más allá de las costas de Estados Unidos.

Más de dos siglos después de su nacimiento en esclavitud en una granja de Maryland, Douglass ha inspirado a escritores de India, Nigeria e Irlanda que lo han incorporado como figura importante en su trabajo, afirma el historiador David Blight.

Blight, cuya nueva biografía titulada “Frederick Douglass: Prophet of Freedom” (Frederick Douglas: Profeta de la libertad), que ha sido muy elogiada, dijo en una entrevista que la vida de Douglass tiene “elementos y calidades universales: el descubrimiento de la alfabetización, la voluntad juvenil de ser libre y hallar la manera de aplacar su opresión e imaginar una vía para salir de esta”.

Similar a Nelson Mandela, el nombre de Douglass “es un sinónimo de libertad”, dice el escritor irlandés Laurence Fenton.

El novelista nigeriano Chimamanda Ngozi Adichie, cuya obra titulada “Medio sol amarillo” sobre la guerra civil en Biafra, se trata de la vida de un niño casero pobre que se hace soldado y que encuentra el libro de Douglass “Narrativa de la vida de Frederick Douglass, esclavo estadounidense”, oculto detrás de un pizarrón, y que luego escribe su propio libro.

Grabado en madera de Frederick Douglass hablando (© North Wind Picture Archives/Alamy)
Frederick Douglass atrajo a grandes multitudes en toda Inglaterra e Irlanda al hablar de sus propias experiencias de la brutalidad de la esclavitud. (© North Wind Picture Archives/Alamy)

El principal protagonista en la novela “Mar de amapolas, de Amitav Ghosh, basada en el comercio de esclavos en el océano Índico, es un marinero que ve una paliza propinada a Douglass en un astillero de Baltimore.

La obra del novelista irlandés Colum McCann, “TransAtlantic”, dedica a una larga porción al viaje que hizo Douglass entre 1845 y 1846 a las islas británicas, donde pronunció discursos contra la esclavitud y enfatizó su apoyo a su abolición, incluso al observar la grave pobreza en Irlanda al comienzo de la hambruna de la papa.

Nacido alrededor de 1818, Douglass apenas conoció a su madre. A los siete años de edad fue enviado a la servidumbre en Baltimore, donde aprendió a leer y absorbió el lenguaje de la biblia del rey James en los sermones. Luego fue enviado como peón a una granja a cargo de un propietario brutal, donde Douglass falló en su primer intento de escapatoria, pero en un segundo intento, vestido de marinero, pudo irse al norte en busca de libertad y de un lugar en la historia.

Pudo perfeccionar el arte de la oratoria pronunciando discursos para William Lloyd Garrison y la Sociedad de Nueva Inglaterra contra la Esclavitud, y luego a los 27 años, escribió su poderosa Narrativa, la primera de sus tres autobiografías.

“Su obra y sus palabras todavía tienen relevancia” dijo Blight. “La libertad, con sus infinitos significados, sigue siendo la aspiración más universal para toda la humanidad”.