Grupos de EE. UU. envían a China ayuda para combatir el coronavirus

Un trabajador de pie y otro sentado en un vehículo cercano a cajas y a un aeroplano (© UPS)
Máscaras y material protector contra el coronavirus es cargado en aviones para su transporte a China. (© UPS)

Organizaciones de Estados Unidos están enviando material médico capaz de salvar vidas al epicentro del brote del coronavirus en China, como parte de un esfuerzo de amplio alcance de Estados Unidos para frenar esa mortífera enfermedad.

Gráfica informativa con palabras y cifras que describen la ayuda a China para combatir el coronavirus (Depto. de Estado)
(Depto. de Estado)

Más de dos millones de máscaras respiratorias, 11.000 trajes protectores y 280.000 pares de guantes de nitrilo, donados por MAP International y MedShare, estaban listos para llegar a Shanghái el 2 de febrero mediante el transporte de UPS Inc., según el Proyecto Hope (esperanza), una entidad sin fines de lucro con sede en Estados Unidos.

El Proyecto Hope indicó que está ayudando a garantizar la entrega de esos suministros en el Centro Provincial del Control y Prevención de la Enfermedad en Hubei, de donde saldrán hacia los hospitales de Wuhan.

“La enorme demanda de equipos protectores para el personal ha disminuido las reservas de muchas entidades de salud en China y este envío ayudará a compensar los materiales en Wuhan, de manera que más pacientes puedan ser examinados y reciban tratamiento con seguridad”, indica una declaración del Proyecto Hope.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Michael R. Pompeo, difundió el 4 de febrero un tuit en el que expresaba su agradecimiento a “generosas organizaciones estadounidenses” sus donaciones a los esfuerzos de auxilio.

Eduardo Martínez, presidente de la Fundación UPS, que participa en el esfuerzo de ayuda, dijo que las asociaciones entre las empresas y los gobiernos son esenciales para dar una respuesta rápida.

“El mundo necesita asociaciones público-privadas fuertes para ayudar a contener el contagio de este mortífero virus y la Fundación UPS está ampliando su red de ayuda humanitaria para apoyar a nuestros asociados aportando experiencia en el abastecimiento en cadena y transporte aéreo”, dijo.

El 29 de enero el presidente Trump anunció la creación de un Grupo de trabajo presidencial para el coronavirus para dirigir la lucha de Estados Unidos contra ese virus. El grupo de trabajo está formado por especialistas del gobierno y del sector privado.

El nuevo virus, oficialmente llamado 2019-nCoV pero más conocido como coronavirus, se originó en la ciudad china de Wuhan, en la provincia de Hubei, desde donde se ha propagado a todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud declaró el 30 de enero el brote emergencia de salud pública de preocupación internacional. Las empresas tecnológicas de Estados Unidos, entre ellas Inovio, y Johnson & Johnson, están trabajando para encontrar una vacuna.