Huang Qi, el activista chino que denunció violaciones a los derechos humanos

Huang Qi, creador del primer sitio electrónico con noticias sobre los derechos humanos en China, pasará los próximos 12 años en una cárcel por denunciar la corrupción gubernamental.

Ante los ojos del gobierno chino, Huang entregó secretos del gobierno intencionadamente a extranjeros. En realidad, Huang publicó en su sitio electrónico, llamado 64 Tianwang, la copia escaneada de un documento que denunciaba la conducta indebida del gobierno. El gobierno chino clasificó retroactivamente el documento como “alto secreto” y de inmediato arrestó a Huang en el año 2016, negándole durante diez meses acceso a un letrado.

Activismo ganador de premios

Huang estableció su sitio electrónico en 1998. Originalmente divulgó información sobre ciudadanos chinos desaparecidos, con la esperanza de ubicarlos por medio de un esfuerzo colectivo en línea electrónica. Eventualmente la plataforma se convirtió en un lugar en que Huang y sus afiliados en la red denunciaban las violaciones a los derechos humanos cometidas por el gobierno chino.

En 2004, Huang fue distinguido con el Premio a la Libertad Cibernética, concedido por Reporteros sin Fronteras, por su labor en la denuncia de la corrupción.

Pero a medida que Huang concitaba una mayor atención internacional por su labor como periodista el gobierno chino lo notó. Su sentencia es su tercer encarcelamiento y con mucho la peor.

Posible pena de muerte

“El encarcelamiento de Huang Qi demuestra la constante represión de los derechos humanos” indicó el Departamento de Estado en una declaración, “y de libertades fundamentales como la libertad de expresión”.

Huang, de 56 años, padece problemas de salud desde hace mucho, incluyendo enfermedades renales, de corazón y alta presión arterial. A sus partidarios les preocupa el hecho de que la sentencia a 12 años signifique que pueda morir en la prisión, especialmente a medida que el gobierno chino le niegue atención médica crucial que le permita vivir.

“Instamos al gobierno a que cumpla sus compromisos internacionales relacionados con las garantías para un proceso justo y el estado de derecho”, agrega la declaración. “Hacemos un llamado a China por la inmediata liberación del señor Huang y que se le permita el acceso a su familia, a atención médica y asistencia letrada tan pronto como sea posible”.