Imparable: Tras una melé contra el cáncer, lista para jugar al rugby

“En principio el oncólogo pensó que era benigno”, dijo Jillion Potter, que un día de 2013 despertó con un bulto bajo la lengua luego de un torneo de rugby.

No lo era. Potter enfrentaba un raro cáncer de los tejidos blandos, uno de los que peor se diagnostican en el mundo. El sarcoma sinovial en la 3 ª etapa la llevó del campo de rugby a un cuarto de hospital, donde el tratamiento la hizo sentir como si padeciera la peor gripe del mundo. Caminaba en los terrenos alrededor del Hospital de la Universidad de Colorado con su camiseta y sus hombreras y llevaba a cuestas el poste donde cargaba la bolsa de suero con sus medicamentos intravenosos.

Parecía ser otra pena para el corazón. En 2010 ella tuvo otro amago con el posible final de su carrera y una lesión que puso en peligro su vida. Fue arrollada y quedó atrapada bajo una pila de jugadoras en un partido contra Francia, se le rompieron las vértebras y ligamentos. Casi estuvo a punto de quedar paralizada.

“Así como con el rugby una puede ser derribada muchas veces”, dijo Potter, de 30 años, al hablar de su tratamiento. Se decía continuamente a sí misma “ponte de pie y enfréntalo”.

Mujer con pelota de rugby en un brazo escapa de rivales (© AP Images)
Jillion Potter (centro) dice que el deporte le aportó las herramientas para superar la adversidad. (© AP Images)

Durante el diagnóstico del cáncer, su esposa Carol Fabrizio permaneció junto a ella como un gran apoyo. Ella siempre tuvo “la creencia de que yo podía superar esto, que podíamos superar esto juntas”, dijo Potter.

Nuevo en Río: Rugby 7

“Cuando era pequeña nunca imaginé que un día estaría en las Olimpíadas”, dijo Potter de su infancia en Texas. No comenzó a jugar en deportes organizados sino después de la escuela primaria. Una amiga de la Universidad de Nuevo México la convenció para jugar al rugby.

Desde 1924 no se juega rugby en las Olimpíadas, pero este año los equipos jugaran Rugby 7, un tipo de juego rápido con muchos tantos, con solo siete jugadores por equipo en lugar de 15. Potter dice que a ella le gusta el Rugby 7 porque permite más movimiento, más jugadas personales, arrollamientos veloces y cambios con mucho impulso.

Luego de sus batallas fuera del campo de juego Potter está lista para su primer torneo olímpico femenino como capitana del Equipo de Estados Unidos (Team USA). ¿Qué es lo más le ilusiona? “Poder competir en un escenario mundial, en el más alto nivel de competición. Contra las mejores”.

En las Olimpíadas de Río el Rugby 7 femenino se jugarán entre el 6 y 8 de agosto. Puedes seguir a Jillion Potter en @jillppotts (en inglés), y conocer mejor a los atletas de Estados Unidos así como disfrutar con una muestra del entusiasmo por las Olimpíadas en #RoadtoRio (en inglés).