Impulsar la igualdad de género en la región de Asia y el Pacífico

Procter & Gamble para Asia y el Pacífico (P&G APAC) en Singapur sabe que las empresas deben predicar con el ejemplo para eliminar los prejuicios de género dentro y fuera del lugar de trabajo.

Foto de personas posando en un salón lleno de globos, con texto sobre el premio a la Excelencia Corporativa (Depto. de Estado/Foto © Alfian Fahrurozi/P&G)
(Depto. de Estado)

“En P&G creemos que cuando empoderamos a las mujeres, las comunidades son más sanas, los negocios prosperan y el mundo es un lugar mejor para todos”, dijo Magesvaran Suranjan, presidente de P&G para Asia y el Pacífico, Oriente Medio y África.

P&G APAC es una de las cuatro empresas que han ganado el Premio del Secretario de Estado a la Excelencia Corporativa (ACE) este año. El premio, establecido en 1999, premia a compañías estadounidenses que crean crecimiento económico internacional y a la vez mantienen altos estándares como miembros responsables de las comunidades en las que hacen negocios.

P&G APAC no sólo ofrece programas de asesoría profesional para sus empleadas, sino que también se ocupa de los retos de equilibrar la vida personal con las carreras profesionales a través de programas flexibles de licencia por maternidad y cuidado de los hijos.

La compañía se enfoca directamente en la brecha de género en los negocios mediante oportunidades educativas y empresariales para los empleados. Un ejemplo: P&G APAC ofrece un programa de formación empresarial “Hombres que apoyan el cambio real” para “hacer que nuestros empleados varones sean aliados que ayuden a arreglar el sistema”, dijo Suranjan.

En la actualidad, la mitad de los líderes técnicos de la planta de fabricación de P&G de Yakarta y el 35 por ciento del personal de la planta de operaciones son mujeres. Esto es mucho más equitativo que la situación habitual de las mujeres en las plantas de fabricación y en los puestos de dirección en la región. Por ejemplo, en Singapur la cantidad de mujeres en puestos de liderazgo es aproximadamente del 10 por ciento.

La ética profesional de P&G también se extiende más allá de Singapur. La oficina central alienta a las oficinas de otros 16 países de la región a promover el crecimiento profesional entre sus trabajadoras.

Además, las campañas publicitarias de sus marcas para productos utilizados principalmente por mujeres, como Olay y SK-II, están diseñadas para iniciar conversaciones sobre otras grandes presiones sociales que afectan a las mujeres.

“Tenemos un enfoque multifacético para trabajar hacia un entorno inclusivo e igualitario en todas las funciones, todos los niveles y todos los mercados”, dijo Suranjan. “Esperamos que nuestras iniciativas tengan un impacto positivo más allá de las paredes de la compañía”.