¿Incendio en la montaña?

292

Es posible que en el día en que más personas van de marcha montañera en la temporada de excursiones haya al menos 60 personas subiendo los 889 metros para llegar a la cumbre rocosa de “El Capitán”, en el Parque Nacional de Yosemite.

Pero durante dos semanas, desde mediados a fines de febrero, “El Capitán” atrae a personas que simplemente se maravillan ante la ilusión de que una catarata de agua se parezca a una corriente de lava fundida. Al ponerse el sol sobre “Horsetail Fall” (El salto “Cola de caballo”) en el preciso ángulo para iluminar el agua hacia arriba, parece que esta estuviera incendiándose.

“Parece que tiene su propia fuente de luz, que no hay otra cosa que pueda crearla. Es algo asombroso y hermoso de ver”, dice el fotógrafo Michael Frye.

El fenómeno es temporal, durando un promedio de diez días, y depende de la cantidad adecuada de lluvia y de nieve derretida. El sol ilumina el salto de agua apenas dos minutos al atardecer, pero la extraordinaria escena atrae a muchos visitantes a uno de los más famosos Parques Nacionales de Estados Unidos.