Michael Scott Peters sonriente, con fila de banderas a su espalda (Depto. de Estado/D.A Peterson)
Michael Scott Peters, observador juvenil de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, en el Departamento de Estado de Estados Unidos (Depto. de Estado/D.A Peterson)

Los dos meses que Michael Scott Peters pasó ayudando a niños víctima de la trata de personas en la República Dominicana le dieron la oportunidad de renovar su vigor para abordar ese asunto como nuevo observador juvenil de Estados Unidos ante las Naciones Unidas.

Peters, de 23 años, pasó la mayor parte del verano, luego de graduarse en la Universidad Estatal de Utah en mayo, trabajando de voluntario con la Operación “Underground Railroad” (ferrocarril clandestino), una entidad que apoya a los niños que son víctimas de la trata sexual.  Tuvo a su cargo la responsabilidad de enseñar empresariado y autosuficiencia a muchachas jóvenes para ayudarlas con oficios que les permitan comenzar de nuevo y poder mantenerse a sí mismas.

El trabajo caritativo siempre ha sido un componente crucial en la vida de Peter, pero él sabe que no todos tienen la oportunidad de marcar una diferencia en el extranjero. Es por ello que usa su nueva plataforma para aumentar la atención respecto a asuntos mundiales y alentar a la juventud a participar a nivel local.

“Yo tengo mucha energía y entusiasmo para marcar una diferencia, de eso es que se trata”, dijo Peters, que está haciendo historia al convertirse en el primer observador juvenil de Estados Unidos del estado de Utah.

Tuit:
Observador Juvenil de Estados Unidos @USYouthObserver
¿Sabías que (#DYK) la #tratadepersonas (#humantrafficking) es la actividad criminal de más rápido crecimiento en Estados Unidos? Cada 30 segundos un menor es vendido.
El horror es abrumador, pero hay muchas maneras de ayudar a esas víctimas. He aquí lo que necesitas saber para ayudar a combatir esta crisis: https://buff.ly/2LPWhF8
14:14 horas – 30 de julio de 2018
(Enlaces en inglés)

Las habilidades de liderazgo que Peters aprendió en la Universidad Estatal de Utah, donde obtuvo su grado con una doble especialidad en negocios y mercadeo internacionales, lo ayudaron a prepararse para su nueva tarea como observador juvenil en la ONU. Peters fue elegido presidente del consejo estudiantil en su último año, lo que significa que actuó como enlace entre los estudiantes y la administración de la escuela.

Peters aprovechará esa experiencia y usará su plataforma para educar, reunir y mostrarle a sus colegas cómo participar en causas que los preocupan.

“Hay cosas que ocurren en todo el mundo y creo que la juventud de Estados Unidos tiene el deseo de marcar una diferencia, aunque muchos jóvenes no saben cómo empezar”, dijo Peters.

Papel de los jóvenes observadores

Desde 2012 la Asociación de Estados Unidos para las Naciones Unidas y el Departamento de Estado de Estados Unidos han designado a un observador juvenil para impulsar la participación juvenil en los asuntos mundiales. Peters sigue los pasos de Munira Khalif , la observadora juvenil de Estados Unidos de 2017 a 2018.

Su primer acto importante como observador juvenil será participar en la 73ª. Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York este otoño, donde tendrá la oportunidad de conocer a sus colegas observadores juveniles procedentes de todo el mundo.

Treinta y tres países enviaron a 58 delegados a la reunión de 2017. Durante su mandato, Peters representará a la juventud de Estados Unidos en otras actividades y reuniones de las Naciones Unidos y viajará por todo Estados Unidos y el extranjero.

El año venidero Peters visitará escuelas secundarias y colegios universitarios de todo Estados Unidos para conocer lo que los estudiantes necesitan, y ya está entusiasmado para comenzar.

“Quiero mirar atrás y decir que de esto es lo que más orgulloso estoy, por ser un catalizador del cambio, solo poder ver resultados tangibles, poder ver lo que pudimos lograr en un año”, dijo Peters.

La autora de este artículo es la redactora independiente Lenore T. Adkins.