La Bolsa de Nueva York da la bienvenida al primer ‘unicornio’ de África

El minorista en línea con sede en Nigeria, Jumia, se convirtió en la primera empresa tecnológica africana en cotizar en la Bolsa de Nueva York el 12 de abril.

La compañía fue noticia en 2013 por convertirse en el primer “unicornio” como se dice en la jerga de la industria de la tecnología en África, una empresa de nueva creación valorada en 1.000 millones de dólares o más.

Jumia es un mercado digital activo en 14 países del continente africano. Sus sitios específicos para cada país albergan productos para 81.000 comerciantes activos, que venden de todo, desde televisores hasta jabón. Entre los artículos más vendidos en 2018 se encuentran los teléfonos inteligentes y el calzado.

La empresa se ha hecho muy popular desde su lanzamiento en 2012 al entregar pedidos a lugares de difícil acceso en el África subsahariana, algo que los grandes actores del comercio electrónico todavía no han hecho.

El coste adicional de seguir adelante en un nuevo mercado significa que Jumia aún no ha obtenido beneficios anuales, a pesar de que los ingresos aumentaron un 39 por ciento en 2018. Esta es una de las razones por las que Jumia se ha incorporado a la Bolsa de Valores de Nueva York.

Hombre sostiene un paquete mientras está sentado en una motocicleta (© Jumia)
Jumia ha desarrollado un enfoque africano para el comercio electrónico. La mayoría de las entregas se hacen en motocicleta. (© Jumia)

Si lo puedes lograr allí

Cuando una compañía quiere hacerse pública, no puede hacerlo más a lo grande que yendo a la Bolsa de Valores de Nueva York. Con una cartera de 2.300 empresas que representan 27,3 billones de dólares en capital de mercado, la NYSE atrae al 90% de las empresas extranjeras que cotizan en el mercado de EE. UU. con su tamaño y diversidad.

Alex Ibrahim, director de mercados de capitales internacionales de la bolsa de Nueva York, cree que las empresas prefieren la forma en que las acciones se negocian en el piso de la bolsa de Nueva York: por personas reales (llamadas creadores de mercado designados) en lugar de algoritmos computarizados.

Imagen de Jumia en la lista de los comercios que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) (Depto. de Estado/ L. Rawls)
(Depto. de Estado/ L. Rawls)

“Si observamos nuestra ejecución en comparación con la de nuestros competidores, la calidad del mercado es mejor, la volatilidad es menor, hay más liquidez y profundidad. Es muy atractivo para las empresas”, dijo. Las compañías también se divierten al tocar las campanas de apertura y cierre de la NYSE, privilegios reservados para los miembros de la bolsa, dijo. Los cofundadores de Jumia fueron invitados a tocar la campana de apertura de la bolsa el 12 de abril, en honor de haber llevado la nueva industria tecnológica de África al mercado global.

“Jumia servirá como apoderado para invertir en esta parte del mundo, porque no tenemos ningún otro producto similar a Jumia en el mercado estadounidense”, dijo Ibrahim. “Ahora, incluso John y Mary en Oklahoma pueden comerciar en Jumia”.