Una coalición mundial de más de 60 países socios, incluyendo cinco países árabes, continúa diezmando el impulso de Daesh por medio de ataques aéreos, apoyo logístico coordinado y mensajes que exponen las atrocidades de Daesh, declaran su hipocresía y socavan su fachada de invencibilidad

El presidente Obama hizo hincapié en que la coalición mundial derrotará a Daesh.

«Esta campaña en Iraq tomará tiempo», dijo Obama en diciembre. «Pero no se equivoquen, nuestra coalición no solamente va a degradar esta bárbara organización terrorista, vamos a destruirla».

En declaraciones pronunciadas en Alemania el 8 de febrero, el secretario de Estado John Kerry destacó los éxitos de la coalición mundial contra Daesh.

«Hemos interrumpido su estructura de mando, socavado su propaganda, eliminado a la mitad de sus principales lideres, exprimido su financiación, dañado sus redes de suministro, dispersado a su personal y les hemos obligado a pensarlo dos veces antes moverse en un convoy abierto», dijo Kerry.

Hasta hace poco, los terroristas de Daesh controlaban casi 300 aldeas en Siria a lo largo de la frontera turca y ocupaban una gran parte de la ciudad de Kobani.

«Pero gracias a la cooperación diplomática entre socios de la coalición, los ataques aéreos dirigidos y el apoyo en el terreno de las fuerzas kurdas iraquíes, juntos, hemos echado a Daesh», dijo Kerry.

Más de 2.300 ataques aéreos de la coalición desde septiembre de 2014 han ayudado a recuperar 700 kilómetros cuadrados del control de Daesh. También destruyeron 200 instalaciones de petróleo y gas, lo que ha detenido una importante fuente de ingresos para el grupo terrorista.

Socios de la coalición global, especialmente aquellos en la región, han lanzado una campaña para contrarrestar los mensajes de Daesh. Figuras religiosas importantes en Egipto y Arabia Saudita han calificado a Daesh de ser una amenaza para el Islam y socios de la coalición global están estableciendo una presencia en los medios sociales para refutar la propaganda que Daesh utiliza para recaudar fondos y reclutar adeptos.