La NASA ha cambiado el nombre de su sede en Washington para rendir homenaje a Mary W. Jackson, la primera ingeniera afroestadounidense en trabajar para ese organismo.

Jackson fue una de cuatro mujeres afroestadounidenses recientemente galardonadas con la Medalla de Oro del Congreso por sus contribuciones a los primeros vuelos espaciales. Jackson y sus colegas también fueron el tema de la película nominada al premio de la Academia “Hidden Figures” (Talentos ocultos/Figuras ocultas).

Jackson comenzó su trayectoria profesional en la unidad de computación del área oeste del Centro de Investigación Langley de la NASA en Hampton (Virginia). La unidad estaba segregada en aquella época.

Las instalaciones en Washington recibirán el nombre “Edificio Sede de la NASA Mary W. Jackson”.

Edificio grande de oficinas con árboles a su alrededor (NASA)
El edificio Mary W. Jackson, sede de la NASA en Washington (NASA)