La primera dama se centra en los niños, la fauna y la flora y las antigüedades de África

La primera dama Melania Trump concluyó su gira por África expresando orgullo por las iniciativas financiadas por Estados Unidos para aliviar la pobreza y por sus propias medidas para mejorar la vida de los niños.

Fue “un viaje asombroso”, dijo la primera dama a los periodistas el 6 de octubre, cuando la visita de buena voluntad a cuatro naciones y su primer gran viaje internacional en solitario concluyeron.

Durante su visita a Ghana, Malaui, Kenia y Egipto, visitó un hospital, un orfanato, escuelas y una reserva natural. Entró por la puerta de lo que era un infame fuerte para el comercio de esclavos con vistas al Atlántico y estuvo de pie frente a las grandes pirámides de Egipto.

Lo que más importaba, indicó a la prensa, era la atención que atrajo el viaje respecto a ‘lo que estamos haciendo con USAID [Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional] y lo que realizo con mis iniciativas” para fomentar la salud y el bienestar de los niños. Llevó a los niños regalos con el nombre impreso de su programa “Be Best” (Sé mejor).

Cuando se le preguntó qué se llevaría a casa de su visita, respondió que era la cálida bienvenida de la gente en todas partes.

Melania Trump de pie y saludando de mano a un jefe africano que está sentado (Andrea Hanks/La Casa Blanca)
(Andrea Hanks/La Casa Blanca)

En una colorida ceremonia en el Palacio Emintsimadze en Costa del Cabo (Ghana), la Sra. Trump saludó al jefe supremo Osabarimba Kwesi Atta II el 3 de octubre y recibió su permiso formal para visitar el Castillo de la Costa del Cabo, donde miles de esclavos africanos fueron llevados y enviados como carga a las Américas. “Lo que sucedió hace tantos años fue realmente una tragedia”, expresó posteriormente.

Melania Trump (extrema derecha) sentada con dos niños escolares y una mujer africanos al frente de un salón de clase (Andrea Hanks/La Casa Blanca)
(Andrea Hanks/La Casa Blanca)

El 4 de octubre en Malaui, la Sra. Trump presenció clases en la abarrotada Escuela Primaria Chipala, donde los niños aprenden inglés e idiomas locales. Dos alumnos se sentaron entre la directora Maureen Masi y la primera dama. La Sra. Trump también anunció la donación de 1,4 millones de libros a las 5.600 escuelas primarias de Malaui a través de un programa de lectura financiado por Estados Unidos.

Melania Trump sentada en un vehículo de safari mientras zebras pastan a su alrededor (Andrea Hanks/ La Casa Blanca)
(Andrea Hanks/La Casa Blanca)

Su visita a Kenia el 5 de octubre se centró en la conservación de los animales. Alimentó a crías de elefantes y fue escoltada en un safari a través del Parque Nacional de Nairobi por la guardaparques Nelly Palmeris, quien habló sobre las medidas que Kenia ha tomado para detener la caza furtiva y el comercio ilícito de marfil.