Las campanas de Notre Dame ‘volverán a sonar’

Desde la noticia de los daños causados por un incendio en la catedral de Notre Dame el 15 de abril, los estadounidenses han transmitido su tristeza al pueblo de Francia con expresiones de solidaridad en los medios sociales y en lugares como la Embajada de Francia en Washington (arriba).

Los estadounidenses están apoyando la restauración de la catedral por medio de campañas de financiación colectiva y de donaciones a organizaciones estadounidenses como los “Amigos de Notre Dame” y la Sociedad del Patrimonio Francés.

Thomas Stedman, de Canal Winchester (Ohio), describió al diario The Washington Post una visita a Notre Dame el verano pasado con sus hijos. «Estaban asombrados de que algo como Notre Dame pudiera construirse hace tanto tiempo con sólo piedra e ingenio. Sé que el mundo hará lo que sea para restaurarla porque Notre Dame es parte de todos nosotros».

En una declaración del 16 de abril, el presidente Trump dijo: «Esas campanas volverán a sonar. Hoy estamos con Francia y ofrecemos nuestra ayuda para la rehabilitación de este símbolo irreemplazable de la civilización occidental. ¡Viva Francia!».