Informes de inteligencia estadounidenses recientemente desclasificados revelan que los terroristas en Oriente Medio están quebrando gracias a las sanciones de Estados Unidos contra Irán.

«Por primera vez, Hezbolá, el principal beneficiario de Irán, se ha visto obligado a solicitar públicamente apoyo financiero», dijo Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, el 29 de mayo. Hezbolá es una organización terrorista mundial con sede en Líbano que recibe armas, entrenamiento y dinero de Irán. El diario Washington Post (en inglés) informa que Hezbolá está pidiendo donaciones en vallas publicitarias y carteles. Las cajas de donaciones están apareciendo en áreas públicas en Líbano.

«Nuestra presión sobre Irán es sencilla», dijo el secretario de Estado Mike Pompeo durante su visita a Líbano en marzo (en inglés). «Se trata de cortar la financiación de los terroristas, y está funcionando.»

‘La era dorada ya no existe’

“La era dorada ya no existe y nunca volverá. Irán no tiene suficiente dinero para darnos”, dijo un combatiente de una milicia respaldada por Irán en Siria al diario The New York Times (en inglés) en el mes de marzo. Y nuevos informes de inteligencia muestran, según funcionarios del Departamento de Estado, que, en los territorios palestinos, Hamás ha emprendido un “plan de austeridad” debido a la falta de financiación iraní.

El representante especial de Estados Unidos para Asuntos sobre Irán, Brian Hook, dijo recientemente a la cadena Fox News que las sanciones de Estados Unidos han dificultado las operaciones de grupos terroristas como Hamás, Hezbolá, los hutíes en Yemen o grupos armados en Iraq y Siria.

También falta de dinero: la unidad de mando cibernético del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, designada por Estados Unidos como organización terrorista en abril de 2019.

La máxima presión está funcionando

Los funcionarios del Departamento de Estado indican que la «campaña de máxima presión» de Estados Unidos sobre Irán, diseñada para negarle al régimen los medios para financiar el terror, está logrando su objetivo.

Tuit:
Morgan Ortagus @statedeptspox
La campaña de máxima presión de EE. UU. está funcionando. Está privando a representantes de #Irán, como Hezbolá y Hamás, de los fondos de los que dependen para operar por el régimen. Como dijo un combatiente: “La era dorada ya no existe y nunca volverá. Irán no tiene suficiente dinero para darnos”.
9:45 horas – 30 de mayo de 2019
(Enlaces en inglés)

«La campaña está privando a los representantes de Irán de los fondos de los que dependen para operar por el régimen», dijo Ortagus.