Una explosión en bonos verdes les ofrece a las economías emergentes, como India y China, maneras más fáciles de financiar sus proyectos para energía limpia.

De acuerdo con el Programa de Acción Climática, con sede en Londres, el reciente crecimiento en tales bonos en todo el mundo continuará. La organización proyecta la triplicación del mercado de bonos verdes, de 37.000 millones de dólares a 100.000 millones de dólares en 2015.

En febrero el Banco Yes emitió el primer bono verde en la India, valorado en 10 millones de rupias (160 millones de dólares) para financiar infraestructura que incluye energía solar, energía eólica, biomasa, y pequeños proyectos hidroeléctricos. La emisión podría ayudar al país a cumplir con la meta del primer ministro Narendra Modi de pasar de los 34 gigavatios de capacidad de energía renovable de hoy a 175 gigavatios para 2022.

El primer ministro Narendra Modi ha fijado la meta de aumentar la capacidad de energía solar en la India a 175 gigavatios para el año 2022. (© AP Images)

Además de los bancos, corporaciones y ciudades también están emitiendo bonos. En 2014 Johannesburgo (Sudáfrica), se convirtió en la primera ciudad en un mercado emergente en mostrar cómo los bonos verdes pueden pagar proyectos de energía limpia en esos lugares.

La energía renovable no solo es buena para el medioambiente. La inversión en energía solar, eólica y otras tecnologías de energía limpia pueden reducir los costos energéticos e impulsar la actividad económica (en inglés).

Préstamos tradicionales en contraste con los bonos

El financiamiento de la energía renovable no ha sido fácil en algunos países en desarrollo. El costo, o tasas de interés, de los préstamos comerciales ha sido una barrera, en especial para los mercados emergentes como India.

“Los costos altos y los términos inferiores de la deuda en India pueden elevar el costo de la energía renovable entre 24 y 32 por ciento en comparación a proyectos similares financiados en Estados Unidos o Europa”, indica un estudio (en inglés) de la Iniciativa de Políticas Climáticas y la Escuela de Negocios de la India. En países como India la duración más breve de los préstamos y las tasas variables de interés se agregan al costo de los proyectos de energías renovables.

Los bonos verdes ofrecen una solución. Al igual que los bonos regulares, son emitidos para obtener capital procedente de personas prósperas y otros inversionistas. Sin embargo lo recolectado debe ir a proyectos con beneficios medioambientales. Aparte de esto, no hay reglamentos o normas para los bonos verdes.

Lo que hace a los bonos verdes una fuente atractiva de financiamiento es su precio. La reciente demanda entre los inversionistas de vehículos financieros ligados a la energía sostenible significa que quienes emiten los bonos verdes pueden pagar menores tasas de interés en relación de las que pagarían si utilizaran otros métodos financieros.