Los agricultores de Estados Unidos alimentan al mundo

Gráfico que muestra los cinco principales productos agrícolas de Estados Unidos (Depto. de Estado/J. Maruszewski)
(Depto. de Estado/J. Maruszewski)

Los agricultores estadounidenses están vendiendo más de sus cosechas al resto del mundo que nunca antes en la historia de la agricultura de Estados Unidos.

“Actualmente los agricultores de Estados Unidos no solamente alimentan a nuestra nación, sino también a personas de todo el mundo”, dijo el presidente Trump a principios de años cuando firmó una orden ejecutiva dirigida a promover la agricultura estadounidense (en inglés) y a reducir el costo de los alimentos en el país y para “nuestros clientes en todo el mundo”.

Se calcula que Estados Unidos, que ya es el principal exportador de alimentos y productos agrícolas del mundo, embarque cosechas casi por valor de 140.000 millones de dólares en 2017, un aumento del ocho por ciento en relación a 2016.

Estas son buenas noticias tanto para los agricultores estadounidenses como para los países que importan productos agrícolas estadounidenses de alta calidad, seguros y confiables, para que puedan abastecer con suficientes alimentos a la totalidad de sus poblaciones.

Qué es lo que Estados Unidos cosecha

Si uno pasa por la zona del Medio Oeste de Estados Unidos: Illinois, Iowa, Nebraska y otros lugares, rápidamente se percibe que el maíz y la soya son los cultivos más comúnmente cosechados en Estados Unidos, que generan las ventas más altas por exportaciones agrícolas.

Cuando se pasa por los estados de Kansas, Dakota del Norte, Montana y Washington se percibe que los campos de trigo dominan el panorama.

Y los visitantes a  Texas, Nebraska y Kansas pueden ver enormes rebaños de ganado deambulando en esos tres estados principales productores de carne.

“El sector agrícola de Estados Unidos es ampliamente diverso”, dijo Bryce Cooke, economista en el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. “La asequibilidad y la variedad de los abastos alimenticios de Estados Unidos refleja la productividad y diversidad de todo el sector agrícola”.

Las exportaciones agrícolas permiten contar con más de un millón de puestos de trabajo en la agricultura y ganadería de Estados Unidos, además de empleos en el procesamiento, empaque y transporte de cosechas.

Futuro de la agricultura estadounidense

Se calcula que para el año 2050 la demanda mundial de alimentos aumentará en un 60 por ciento. Para atender este desafío Estados Unidos pondrá en vigor nuevas prácticas agrícolas, establecerá nuevos mercados y eliminará injustas barreras arancelarias.

El presidente Trump ha destacado cómo las innovaciones en la agricultura ayudarán a las futuras generaciones de agricultores estadounidenses a alimentar a Estados Unidos y al mundo. Se ha comprometido a hacer avanzar las capacidades tecnológicas (en inglés) de los agricultores estadounidenses por medio de la “agricultura de precisión”, un concepto para el manejo de las granjas que utiliza satélites, el sistema de posicionamiento global (GPS) y drones para observar, medir y atender los cultivos en los campos a fin alimentar a más personas sembrando la misma cantidad de hectáreas.

Mapa del mundo que muestra a los principales receptores de las exportaciones agrícolas de Estados Unidos (Depto. de Estado/J. Maruszewski)
(Depto. de Estado/J. Maruszewski)

Sonny Purdue, secretario de Agricultura de Estados Unidos, que viajó con el presidente a un colegio comunitario de Iowa en junio, definió la agricultura de precisión de esta manera: “se trata de usar menos recursos, menos insumos, menos agua, menos fertilizantes, menos insecticidas, menos pesticidas a fin de producir mejores cosechas, más sanas y más completas”.

En el mismo viaje Trump les dijo a los estudiantes de agricultura que “si seguimos entrenando a nuestros trabajadores en estas nuevas tecnologías, entonces podremos inaugurar una nueva era de prosperidad para la agricultura estadounidense y para la familia agrícola estadounidense”.