La banda de la escuela secundaria Ballou High School en Washington ha actuado antes en importantes celebraciones, pero el desfile en homenaje a Martin Luther King Jr. tiene un significado especial.

“El Rvdo. King marchó por nuestra libertad y nuestros derechos”, dijo Darne’sha Walker, que está en duodécimo grado y toca el trombón en Ballou High School “y ahora estamos celebrando y dándole las gracias marchando para él”.

Los Majestuosos Caballeros de la Marcha (Majestic Marching Knights), la banda del colegio Ballou, encabezará el desfile del 16 de enero a lo largo del vecindario de la escuela, en una de las primeras arterias nombradas en honor del líder de los derechos humanos en Estados Unidos, la Avenida Martin Luther King Jr.

Banda marcha en una calle durante un desfile (© Getty Images/Katherine Frey/The Washington Post)
Los miembros de la banda estudiantil del colegio Ballou High School muestran sus habilidades. (© Getty Images/Katherine Frey/The Washington Post)

Para las comunidades como las del vecindario de la banda en Anacostia, al sudeste de Washington, el aniversario de King es un motivo para celebrar al hombre, su trabajo y su legado. En 1979 Anacostia celebró su primer desfile de Martin Luther King Jr., seis años antes de que King fuera reconocido con un feriado nacional.

Los estudiantes de música de los Majestuosos Caballeros de la Marcha sienten mucho orgullo por su vecindario y por su larga tradición de rendir homenaje a King.

“El Rvdo. King hizo que la gente creyera en lo que predicaba”, dijo Christopher Allen, alumno del duodécimo grado que toca la tuba. “Simplemente es como tocar un instrumento: uno tiene que hacerle creer al público y a la gente en lo que uno hace”.

Con un pequeño presupuesto e instrumentos que alguna vez son reparados con cinta adhesiva, la banda estudiantil de Ballou ha ocupado altos lugares en concursos nacionales de bandas, ha marchado en el desfile de los almacenes Macy´s en el Día de Acción de Gracias en la ciudad de Nueva York y ha tocado en las segundas tomas de posesión de los presidentes George W. Bush y Barack Obama. Un documental del año 2007 (en inglés) narra la historia de esta banda.

“Su voz fue tan poderosa que pudo cambiar nuestras vidas como comunidad negra”, dijo Ersela Rauch, una saxofonista barítono. “Queremos continuar su sueño, hacer que la gente escuche su voz por medio de nuestra música”.

(Vídeo en inglés)