Imagen de un hombre en traje, con un auricular, sujetando una hoja de papel y hablando ante un micrófono (Depto. de Estado/D. Thompson)
(Depto. de Estado/D. Thompson)

Las organizaciones estatales chinas de noticias quisieran que el mundo pensara que son independientes y confiables. No lo son.

Muchos de esos medios trabajan para divulgar en el mundo la propaganda del Partido Comunista de China (PCCh) y sus empleados trabajan efectivamente para el Partido Comunista de China.

Esta fue la conclusión del secretario de Estado Michael R. Pompeo cuando ordenó al Departamento de Estado limitar la cantidad de los empleados chinos que podrían tener los medios estatales de China en Estados Unidos. El secretario dijo que esos medios eran “misiones extranjeras” efectivamente controladas por el gobierno chino.

A diferencia de las organizaciones extranjeras de prensa en China, esas entidades no son organizaciones informativas independientes”, dijo Pompeo en una declaración el 2 de marzo (en inglés).

Los cinco medios son:

  • Agencia de noticias Xinhua News Agency.
  • Cadena de televisión “China Global Television Network”, que funciona bajo la entidad de televisión central de China CCTV.
  • Emisora de radio “China Radio International”.
  • La agencia de noticias “China Daily Distribution Corporation”.
  • El distribuidor de People´s Daily en Estados Unidos, Hai Tian Development USA.

¿Qué es una misión extranjera?

La misión extranjera es el término para designar a organizaciones a las que se reconoce por estar bajo control de un gobierno extranjero, como embajadas y consulados.

La designación significa que, como cualquier otra misión extranjera, los medios controlados por el PCCh tienen que avisar al Departamento de Estado qué empleados trabajan en Estados Unidos y qué oficinas tienen o alquilan.

Ilustración de la silueta de un grupo de personas mirando la bandera china (Depto. de Estado/D. Thompson)
(Depto. de Estado/D. Thompson)

La designación como misión extranjera no impone ninguna restricción a lo que esos medios puedan publicar en Estados Unidos, aclaró Pompeo. “El gobierno de Estados Unidos ha acogido por mucho tiempo a periodistas extranjeros, incluyendo a periodistas de la RPCh, para que trabajen libremente, sin temor a represalias”.

El PCCh y los medios

El control del PCCh sobre los medios manejados por el Estado es solo un componente de los esfuerzos del secretario general del Partido Comunista Xi Jinping para controlar a la población de China e influir en la narrativa de los medios en todo el mundo.

Desde la prohibición de ciertas palabras a la estricta censura en Internet y por medio de las empresas tecnológicas de China en el extranjero, Xi ha reforzado el mando del PCCh respecto a lo que la gente puede decir y escuchar sobre China.

El año pasado el gobierno chino encarceló a más periodistas que cualquier otro país en el mundo.

«Instamos al PCCh a hacer valer de inmediato sus compromisos para el respeto a la libertad de prensa”, dijo el secretario Pompeo.