100.000

Esa es la cantidad de pacientes que han sido tratados por el personal militar de Estados Unidos a bordo del barco hospital USNS Comfort, que recientemente terminó una gira por 11 países de América Latina y del Caribe.

George Ballance, comandante de la Fuerza Naval de Estados Unidos en el Comando Sur dijo que la misión del Comfort (en inglés) se dedicó a “personas reales con necesidades reales” y “a mejorar la vida de miles de hombres, mujeres y niños de esos países”.

Grupo de médicos practican procedimientos con un muñeco (DOD)
Oficiales médicos de Nicaragua y México trabajan junto a un traductor militar de Estados Unidos. (DOD)

La gira es parte de la operación “Promesa Continua” (Continuing Promise, en inglés) un esfuerzo militar de Estados Unidos en curso para proporcionar servicios humanitarios y médicos que ayuda a mejorar las relaciones con los equipos de atención médica de los países asociados, y favorece a la confianza y la cooperación.

Un ejemplo: una reciente visita de cirujanos de Ucrania a un centro médico del Ejército de Estados Unidos en Alemania resultó en una auténtica manera de compartir información entre profesionales del campo de la salud.

“Podremos llevarnos con nosotros información y conocimientos sobre el sistema integrado de Estados Unidos”, dijo el cirujano ucraniano Mykola Moskvychov. “Vimos personalmente cómo se trata a los pacientes. Todo esto es muy útil. Nos servirá de mucho a nuestro retorno en Ucrania”.

Dentista operando a un paciente (DOD)
Un dentista militar de Estados Unidos opera a un paciente en Haití. (DOD)

Apenas en febrero el personal médico militar de Estados Unidos y su contraparte en la Secretaría de Salud de Honduras participaron en un ejercicio de dos días de duración sobre preparación médica y medicina preventiva y para ayudar a los miembros desfavorecidos de la comunidad.

Además de la ayuda médica, los militares estadounidenses ayudan en tiempos de crisis y tragedias. Luego del terremoto que destruyó partes de Nepal en abril de 2015, las fuerzas del Ejército, Armada, Fuerza Aérea e Infantes de Marina trabajaron sin descanso para trasladar 120 toneladas de abastecimientos de ayuda a ese país montañoso.