Todavía queda mucho por hacer para derrotar a Daesh, pero “mientras la coalición internacional mantenga sus esfuerzos y mientras el primer ministro Abadi y el gobierno iraquí continúen comprometidos con un enfoque inclusivo … tengo la absoluta confianza en que tendremos éxito”, declaró el presidente Obama (en inglés) tras una reunión con Abadi que tuvo lugar el 8 de junio durante la cumbre del G7 en Alemania.

En una conferencia de prensa (en inglés) después de la cumbre el presidente dijo: “Uno de los aspectos en los que tendremos que mejorar es en la velocidad con la que entrenamos a las fuerzas iraquíes».

“Deseamos tener mas fuerzas de seguridad iraquíes entrenadas, listas, bien equipadas y enfocadas» expresó Obama, y agregó que «Abadi desea lo mismo”.

La inclusión política en Iraq continúa siendo tan importante como el componente militar en la lucha contra los terroristas, según indicó el presidente.

“Si tanto sunitas, kurdos como chiitas sienten que se están abordando sus preocupaciones y que al operar en una estructura política legítima se cubren sus necesidades de seguridad, prosperidad, no discriminación, entonces las cosas van a ser mucho mas fáciles. Lo bueno es que el primer ministro Abadi esta muy comprometido con este principio” manifestó Obama.

El primer ministro iraqi Haider al-Abadi y el presidente Obama en una conversación al margen durante la cumbre del G7. (© AP Images)

Obama dijo que espera que el parlamento iraquí actúe para establecer legislación que ayude a los combatientes sunitas a participar más en la seguridad, una estrategia que ha funcionado en el pasado reciente.

“Esto es parte de lo que ayudó a derrotar a AQI [al Qaeda en Iraq], el precursor de ISIL, durante la guerra de Iraq en 2006. Sin este tipo de participación local, incluso si se tiene éxito a corto plazo, es muy difícil mantener control de esas áreas», comentó Obama.

La estrategia para degradar y en última instancia derrotar a Daesh incluye erradicar el flujo de combatientes extranjeros a Iraq y Siria. Obama dijo que se continúa progresando pero que hace falta mayor cooperación entre los socios regionales.

“Si podemos eliminar parte de ese flujo de combatientes extranjeros entonces podremos aislar y cansar a las fuerzas de ISIL que ya están allí. Estamos eliminando a muchos de ellos del campo de batalla, pero si son sustituidos, entonces no se está resolviendo el problema a largo plazo”, dijo Obama.