Obama: “El mundo encuentra el momento” respecto al clima.

El emblemático acuerdo de París sobre el clima entrará en vigor el 4 de noviembre, ahora que la cantidad de países que lo han ratificado ha sobrepasado un umbral determinante.

“Si seguimos adelante con los compromisos que encarna este acuerdo, es posible que la historia lo juzgue como un punto de inflexión para nuestro planeta”, dijo el presidente Obama, en palabras pronunciadas el 5 de agosto en el Jardín de la rosaleda de la Casa Blanca.

Ratificar el acuerdo de París es un gran paso adelante para enfrentar el cambio climático.

El acuerdo entra en vigor 30 días después de que 55 países, que cuentan por lo menos por el 55 por ciento de las emisiones globales, lo adopten. La Unión Europea y otros diez países presentaron el 5 de octubre los documentos de ratificación, alcanzando el umbral requerido.

El 3 de septiembre Estados Unidos y China (en inglés), las dos principales economías del mundo y principales emisores de gases de efecto invernadero, oficialmente se sumaron al acuerdo, urgiendo a otros países a integrarse tan pronto como les fuera posible.

“Este es claramente un momento con mucho impulso en términos de acción global contra el cambio climático”, dijo David Waskow, director de clima internacional en el Instituto de Recursos Mundiales. “Esto ha sido mucho más rápido de lo anticipado y demuestra el apoyo político al acuerdo”.

TUIT:
La Casa Blanca
‪@WhiteHouse
“Ninguna nación, ni siquiera tan poderosa como la nuestra, puede resolver sola este desafío. Todos tenemos que resolverlo juntos”. —‪@POTUS ‪#ActOnClimate
15:37 horas – 5 de octubre de 2016
(Enlaces y etiquetas en inglés)

El acuerdo de París compromete a los países ricos y pobres a tomar medidas para frenar el aumento de las temperaturas globales que está derritiendo glaciares, elevando el nivel del mar y variando los patrones de lluvia. Requiere que los gobiernos presenten planes nacionales para reducir las emisiones para limitar el aumento de la temperatura glogal bastante menos de los dos grados centígrados.

El acuerdo exige que los países informen sobre sus emisiones y sus avances en alcanzar los objetivos de sus planes climáticos nacionales que presentaron ante las Naciones Unidas.

“Hoy queda claro como el agua que finalmente hemos despertado”, dijo el secretario de Estado John Kerry. “Hemos aprendido de los falsos comienzos en el pasado y ahora estamos, finalmente, en la senda para proteger el futuro de nuestros hijos, nuestros nietos y de las generaciones venideras”.

Con el acuerdo listo para entrar en vigor, el mundo ahora dirigirá la atención a su aplicación. La próxima conferencia climática de la ONU comienza el 7 de noviembre en Marrakech (Marruecos).

ShareAmerica contribuyó a este artículo basado en informes de Prensa Asociada