El vicepresidente Pence anunció cerca de 56 millones de dólares en asistencia humanitaria adicional a los países que están apoyando la respuesta regional a la crisis en Venezuela y describió sanciones adicionales a los miembros alineados con el régimen ilegítimo del ex presidente Nicolás Maduro.

“La lucha en Venezuela es entre dictadura y democracia”, dijo Pence (en inglés) el 25 de febrero en su discurso ante el Grupo de Lima en Colombia. “Es inadmisible que Maduro haya bloqueado cientos de toneladas de asistencia aportadas por Estados Unidos y otras naciones amantes de la libertad”.

Personas en uniforme de pie en medio de una carretera (© Ivan Valencia/AP Images)
Soldados de Maduro bloquean la frontera entre Brasil y Venezuela el 23 de febrero (© Ivan Valencia/AP Images)

Violencia en la frontera

Durante el fin de semana del 23 y 24 de febrero, fuerzas leales a Maduro abrieron fuego contra miles de personas que se manifestaron para apoyar el llamado del presidente interino Juan Guaidó a permitir la entrada de ayuda humanitaria en Venezuela. Cientos de personas resultaron heridas y al menos cinco muertas, según dijo Pence.

“Los acontecimientos de los dos últimos días no han hecho más que reforzar nuestra determinación”, dijo Pence. Este fue “el acto desesperado de un tirano”.

Camiones y barriles quemados en un puente (© Fernando Vergara/AP Images)
Camiones que formaban parte de un convoy de ayuda humanitaria que intentaba ingresar en Venezuela se ven quemados y abandonados en el puente internacional Paula Santander en Cúcuta (Colombia) el 23 de febrero. (© Fernando Vergara/AP Images)

Los artículos bloqueados en la frontera eran para ayudar a los millones de venezolanos que, tras años de corrupción y mala gestión por parte del gobierno de Maduro, se enfrentan a una grave escasez de alimentos y medicinas.

Nuevas ayudas y sanciones

Estados Unidos ha proporcionado más de 195 millones de dólares, incluyendo más de 152 millones de dólares en asistencia humanitaria, desde el año fiscal 2017, para proporcionar ayuda vital a los venezolanos y a las comunidades afectadas y para apoyar los esfuerzos de los países que acogen a los venezolanos que han huido del caos en su patria.

Personas, entre ellos un hombre cargando a un niño, cruzan un río rocoso (© Fernando Vergara/AP Images)
Venezolanos cruzando el río Táchira para entrar a Colombia, cerca del puente internacional Simón Bolívar en La Parada (Colombia) el 25 de febrero. (© Fernando Vergara/AP Images)

Sin embargo, Pence señaló que Estados Unidos no sólo está trabajando para aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano a través de la ayuda. También está aumentando la presión sobre Maduro y sus partidarios al sancionar a cuatro gobernadores por corrupción endémica y bloquear la entrega de ayuda humanitaria.

“Mientras acompañamos al pueblo venezolano, debemos además hacer frente a todos aquellos que están dispuestos a oprimirlo”, dijo Pence.

Un esfuerzo internacional

El Grupo de Lima es una organización de 14 países de América del Norte, Central y del Sur que se reunieron en 2017 para abordar la crisis en Venezuela. Aunque Estados Unidos no es miembro del Grupo de Lima, Pence fue invitado a asistir a esta reunión y elogió el trabajo del grupo para restaurar la democracia en Venezuela.

Personas en la calle con bicicletas (© Rodrigo Abd/AP Images)
Residentes miran a oficiales de la Guardia Nacional en la frontera cerrada con Colombia en Ureña (Venezuela) el 25 de febrero. (© Rodrigo Abd/AP Images)

“El Grupo de Lima ha liderado con orgullo los esfuerzos hemisféricos para llamar la atención al régimen de Maduro por haberse convertido en dictadura”, dijo Pence. Y gracias en gran parte al liderazgo representado hoy aquí, “más de 50 naciones se han sumado a nosotros para reconocer al único presidente legítimo de Venezuela, el Presidente interino Juan Guaidó”.

Como dijo Simón Bolívar, expresó Pence “un pueblo que ama la libertad será libre al final”.